La 'famiglia' catalana se hace más grande

23 de abril de 2014 (17:42 CET)

Quizás el título de esta segunda entrega es un poco engañoso. La famiglia catalana tan reducida en el Parlament donde el 20% de los diputados de ERC/CIU provienen de apenas 13 familias con menos de 1000 miembros es quizás una accidente estadístico --pueden esbozar una sonrisa--.

Ya saben, algunas estadísticas son como la lotería. Aquí hay 7,5 millones de números y con sólo unos pocos toca el gordo y, jugando una segunda vez, con apenas 1000 números... ¡toca un 20% de los gordos! ¡Somos unos tipos afortunados! ¡El milagro catalán!

La fortuna en Catalunya parece que no va por barrios o ¿quizás sí? Eso sí, sólo en ciertos barrios, según como se mire. Como verán, hemos activado, nuevamente, el modo ironía. Pero como todo no es ironía o lotería, vamos a ver si esa tan citada por algunos/as “transversalidad” de la sociedad catalana se cuece igual, con el mismo método estadístico, en otra de las grandes casas de la catalanidad, TV3.

Ahora en el 25 aniversario de la Televisión Pública Catalana, ya saben “la teva” (la tuya), se han publicado diversos resúmenes “inocentes” de estos años.

Uno de ellos, on line para más datos, señala los más de 350 presentadores que han pasado por la “casa” durante este período. Creo que después estas líneas vamos a poder confirmar si TV3 será “la teva” (la tuya), será “la seva” (la suya), o peor aún “la ceba” (la cebolla, ya saben por aquello de pelarla y ponerte a llorar. O sea “la teva, la seva o la ceba”).

Pero antes daré un dato para las mentes inquietas. El Congreso de los Diputados en Madrid tiene 350 diputados. Un número parecido a los presentadores que durante 25 años han pasado por TV3. Allí el porcentaje de diputados con el primer apellido en familias de menos de 150 personas es del 4%, reducido al 1,5% si no consideramos las comunidades históricas. Pero, ¿qué pasará con los datos en TV3? ¿Nos escandalizaremos? ¿serán unos porcentajes similares al de esos españoles que nos roban?

Los datos fríos son que de los más de 350 presentadores de TV3 en estos 25 años (datos de la propia TV3) casi un 25% forman parte de familias que tienen menos de 150 miembros. Estadísticamente, esto significa uno de cada cuatro presentadores TV3 en 25 años.

Es decir, de 7,5 millones catalanes un grupo de familias que agrupa a menos de 7.500 personas (0,1% catalanes) cuenta con el 25% de los presentadores de TV3. Como la primera vez: blanco y en botella. TV3 debería cambiar su publicidad y llamarse “la seva” o “la ceba”, en lugar de “la teva”. Así haría más honor a sus datos.

¿Recuerdan aquella frase final de muchas crónicas de TV3? Les reto a que me digan, supongo que alguna excepción habrá, alguna que diga algo así como “Paco García, TV3 Paris”, o “Juan Perez, TV3 Berlin”. Si recuerdan, o lo miran hoy mismo, los apellidos que aparecen, muy conocido algunos de tantos años en la casa, son miembros de familias tan reducidas que si no fuera por la televisión no sabríamos que existen.

Como última curiosidad en la única sección donde es importante ante todo la profesionalidad, es decir, la meteorología, el porcentaje baja de casi un 25%, a mínimos. Los Molina, Maurí, Ramírez, Rodríguez, López o Nadal forman, o han formado, parte de la misma.

Como veremos otro día en otra columna, cuando se trata de “dar el callo” o “demostrar valía profesional” los apellidos ya no son tan importantes en Catalunya. Eso sí en lo de figurar, vivir del cuento y de dinero público más vale ser de la famiglia, ese lugar donde unos pagan y otros viven de lo pagado. Y qué mejor que apostar por un país pequeño, donde esa práctica pueda mantenerse en la impunidad.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad