La crisis hunde a IOR, una de las cazatalentos líderes

18 de diciembre de 2013 (19:37 CET)

IOR Consulting ha suspendido pagos en Barcelona. Es un triste final para una de las empresas más antiguas de su especialidad y que llegó a situarse en el pelotón de cabecera del ramo.

Fundada en 1959 por José Aguilá, Emilio Clavell y Luis Carreras, IOR devino bajo su mando una de las principales firmas españolas especializadas en consultoría de recursos humanos, organización y selección de directivos. Aguilá se retiró hace justo diez años y le cedió el testigo a varios directivos como José Manuel Mas y Francisco Canela. Asimismo su capital se enriqueció con la entrada de nuevos accionistas como Juan Tintoré Belil, José María Valls Lolla y Ana Isabel Fernández Ortega, entre otros.

IOR, que lleva en pérdidas al menos cinco ejercicios consecutivos, contaba con oficinas en Barcelona, Madrid y Pamplona, y estaba representada en medio centenar de países por medio de acuerdos de colaboración con varias consultorías del mismo género. Tras el estallido de la crisis, las ventas cayeron con fuerza y hubo que reducir la plantilla de 50 a 35 personas. Los gestores trataron de enderezar la situación reforzando la consultoría organizativa, el apoyo al sector público y la internacionalización.

Desde su nacimiento, IOR ha realizado trabajos para cientos de empresas y ha seleccionado millares de directivos y profesionales para puestos de responsabilidad. En su haber, es de destacar que ha trabajado para 20 de las 35 empresas del Ibex. Así mismo asesoró a General Cable, La Caixa, Damm, Endesa, Enersis, Epson Ibérica, Gallina Blanca, Girbau, Vallscorp, Mikalor, Retevisión, Saba, Sanofi, Telefónica Móviles y Zanini, entre otras compañías prestigiosas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad