La chocolatera Las Comas termina su quiebra sin activos

23 de febrero de 2014 (21:24 CET)

Liquidación por consunción. Así ha culminado el expediente concursal que la chocolatera gerundense Las Comas Cemoi instó en 2007. El juzgado que instruía el expediente ha resuelto archivarlo por inexistencia de activos. En consecuencia, los acreedores que todavía abriguen alguna esperanza de recuperar su peculio habrán de reclamar al maestro armero.

Las Comas Cemoi llegó a situarse como el principal productor de cacao en polvo de Catalunya, un mercado que abastecía desde su planta industrial sita en el casco urbano de Olot. Así mismo elaboraba chocolates dietéticos, bombones y turrones.

Cemoi se fundó en los años sesenta del siglo pasado. En 2007, la empresa, que tenía de administrador a José Manuel Pérez Martínez, cambió de manos y pasó a las de un grupo inversor. Una de las primeras providencias del nuevo dueño consistió en instar la suspensión de pagos. Tras la declaración de insolvencia, Las Comas Cemoi fue desahuciada y hubo de abandonar la fábrica. La plantilla, a la que se adeudaban varios meses de salario, pasó a engrosar las filas del paro.

Ahora, con su resolución, el juzgado mercantil número 1 de Girona extiende el certificado de defunción de la sociedad, de la que no ha quedado ni rastro.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad