La Caixa y el complejo Barcelona 2, un curioso viaje de ida y vuelta

22 de enero de 2014 (20:13 CET)

La empresa Saba, filial indirecta de La Caixa, ha comprado por 15 millones de euros un gran aparcamiento de casi 600 plazas en Barcelona, en la manzana comprendida entre Diagonal, Gran Via de Carlos III y Sabino de Arana. Una parte del recinto está situada justo debajo de las dos torres color azabache que albergan la sede central de la poderosa caja, hoy transformada en banco.

El estacionamiento pertenecía hasta ahora a un grupo de relevantes empresarios e inversores de la plaza, entre ellos Ayxelá, Bascuñana, Casas Ribalta, Costafreda, Gomariz, Jorba, Knuth, Martínez Rovira, Pérez Melón, Pich-Aguilera, Soler Pujol y Suñer Humet. Éstos lo adquirieron en 2005 a Inmobiliaria Colonial, filial de La Caixa, de la mano del fondo norteamericano Patron Capital, dirigido por Javier Faus Santasusana, hoy responsable de las finanzas del FC Barcelona.

Entre los activos del complejo denominado Barcelona 2, que Colonial había sacado a concurso, figuraban 700 plazas de aparcamiento, 4 bloques de viviendas con 244 pisos y un lote de locales comerciales. Los citados hombres de negocios se lo adjudicaron por 207 millones de euros. La Caixa, dueña en última instancia del enclave, dio luz verde al traspaso, pero por motivos de seguridad se reservó para sí varias decenas de plazas situadas bajo los edificios de su sede corporativa.

Para la pequeña historia de este trasiego quedará que el ganador inicial de la puja fue Caixa Catalunya, pilotada por Narcís Serra. Pero el ex vicepresidente del Gobierno se echó atrás, temeroso de las protestas que podrían desatarse entre los inquilinos de las viviendas, tal como efectivamente ocurrió.

Los nuevos dueños se dedicaron durante los últimos años a enajenar los pisos y los locales, con una plusvalía más que aceptable para los tiempos que corren. Sólo conservaban el aparcamiento y ahora han dado el “pase” a Saba, también con jugosos beneficios. En resumen, La Caixa, máximo accionista de Saba, vuelve a ser otra vez propietaria, por vía indirecta, del magno aparcamiento de Barcelona 2.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad