La ANC boicotea a TV3, … por un rato

18 de septiembre de 2015 (21:21 CET)

La Asamblea Nacional Catalana ha llamado al boicot a TV3. Alucinante. En una semana la ANC ha pasado de dar instrucciones a los manifestantes sobre cómo ponerse frente a las cámaras a llamar al boicot a la TV pública catalana. ¿La razón? La Junta Electoral obliga a TV3 a compensar a los partidos que no fueron a la manifa del 11-S y el domingo TV3 emitirá los mítines de dichos partidos.

Todo esto resulta bastante absurdo: efectivamente, con boicot o sin boicot, se me ocurren mil cosas más interesantes que hacer que ver mítines un domingo por la tarde en TV3, así que no creo que la resolución tenga efecto alguno. Además la Junta Electoral Central, paradójicamente, puede emitir resoluciones porque el autoproclamado muy soberano Parlament de Catalunya no se puso de acuerdo para promulgar una Ley electoral catalana. Asimismo la resolución de la Junta es injusta. La promoción de las manifas del 11-S no se limitó a cinco horas el 11-S. En realidad la línea editorial de TV3 está adaptada a la del Gobierno de la Generalitat desde su fundación hace más de un cuarto de siglo.

Sé que por parte del nacionalismo se podrá decir que TVE o Canal Sur actúa en forma parecida. Tienen razón, la única diferencia es que esos canales públicos han experimentado cambios de dirección en función de la alternancia política en esos gobiernos, cosa que no ha sucedido en Catalunya donde hemos tenido un gobierno nacionalista de derechas o de izquierdas pero siempre nacionalista. En Valencia nos han demostrado que se puede vivir sin TV pública.

Seré sincero, no tengo claro que TV3 tenga impacto alguno en el resultado electoral. Hace años que millones de personas la tienen sintonizada en el canal 1 del mando y otros tantos millones no. Para los primeros lo que emite ese canal es incuestionable, para los otros poner TV3 tiene algo de morbo o ven con sorna hasta donde son capaces de llegar.    

Reconozco que en mis participaciones en TV3 jamás han coartado mi libertad y he dicho lo que me ha parecido, ahora bien desde una perspectiva objetiva nadie puede sostener que el mapa del tiempo con Baleares, Valencia y el Sur de Francia, los programas de Mikimoto, el programa Bestiari Il.lustrat y otros tantos ejemplos hacen difícil defender la ecuanimidad de la Tv. Cuando el canal es público no puede escudarse en el criterio de los profesionales que trabajan ahí.            

Una vez más, la resolución de la Junta Electoral no sirve para reflexión serena alguna, sino para presentar la misma como un atropello más de Madrid contra Catalunya. Ni cuentan que, por ejemplo en Catalunya, para que una emisora de radio pueda emitir tiene que tener un permiso del Consejo Audiovisual y emitir en catalán un % de tiempo aunque empresa compradora y vendedora de la frecuencia acordaran lo contrario. No cuentan los que hablan de manipulación y agravio y piden el boicot que en Catalunya cuando un joven cumple 18 años se le regala una suscripción a un periódico excepto si el medio al que solicita la suscripción es el ABC, El Mundo o la Razón.

En definitiva, como en el Mito de la Caverna, en Catalunya, muchos de tanto ver la vida desde  una determinada perspectiva ya la tiene irremisiblemente distorsionada.   A todos esos pueden darles mítines el domingo por la tarde y mil domingos, nada para ellos modificará su determinación por la catástrofe.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad