Internacionalizar cooperando

30 de noviembre de 2013 (21:57 CET)

Un trabajo cooperativo realizado por el Colegio de Economistas, Secartys, AMEC y PIMEC ha analizado las debilidades y las oportunidades de la internacionalización de la pyme catalana y ha valorado las políticas públicas; en la misma semana en la que el Presidente Mas ha estado de viaje en la India por motivos económicos, y dos semanas después de que fuera a Israel por los mismos motivos, ambos viajes plenamente justificados.

Desconozco si el Gobierno actual está siguiendo exactamente la hoja de ruta estratégica que la agencia Acció dibujó en 2009 para la internacionalización de la empresa catalana. Lo que sé es lo que se realizó en la etapa 2003-2010. Se pasó de las misiones comerciales desordenadas a una acción planificada y priorizada por mercados de destino y por clústers exportadores. Se conceptualizó la internacionalización como un todo. Catalunya salía a vender la marca país y esto quería decir misiones de carácter transversal, que acogían empresarios de algún clúster industrial, aquellos que eran más afines al país que se iba a visitar; acogían representantes del sistema universitario catalán y del sistema de I D (científicos o gente de centros tecnológicos); y siempre alguien del mundo del turismo: empresarios de agencias receptivas y de la Agencia de Turismo. Esta transversalidad permitía que cuando se hacía una presentación del país se pasara del Barça, Gaudí y Ferran Adrià, a la muestra sobre la red de centros de I D de excelencia y se acababa con la explicación de las potencialidades de las industrias de algún sector determinado.

El diseño de objetivo era claro: 1- Estados europeos tractores en I D (nórdicos) o mercados fuertes (los grandes Estados, incluyendo EE.UU y Japón). 2- Grandes Mercados emergentes internacionales: China, India, Brasil, México, Chile, Oriente medio. 3- Mercados de proximidad: todo el Magreb. 4-Pequeños estados punteros en ciencia y tecnología: Israel, Suiza, Finlandia.

En fin, podría enrollarme mucho más. Pero el trabajo que hicieron los responsables Carme Botifoll, Jordi Serret, Montse Palet y Diego Guri, entre otros, y los responsables de las delegaciones internacionales del antiguo COPCA fue altamente cualificado y eficiente.

Bien, pero eso es el pasado. Miremos ahora cuáles son las conclusiones de este trabajo de las cuatro asociaciones profesionales que presentan un Decálogo de propuestas para la internacionalización. Dicen:

1- Hay que desarrollar una verdadera hoja de ruta para la internacionalización de la empresa catalana, con finalidades claras, mercados objetivos y herramientas concretas.

2- Se debe reordenar el sistema de apoyo a la internacionalización de la empresa en Catalunya, adaptándolo a la situación actual.

3- Las entidades financieras públicas o semipúblicas existentes (ICO, ICF, COFIDES, ....) deberían flexibilizar los requisitos y las condiciones que se solicitan a las empresas para acceder a la financiación.

4- Se debe instar el Gobierno español a hacer un despliegue inmediato y ambicioso del nuevo instrumento financiero de los bonos de internacionalización.

5- Hay que crear un clima de seguridad jurídica en el campo de la fiscalidad sobre la Internacionalización.

6- Es necesario igualar y unificar la fiscalidad de las empresas en la Unión Europea.

7- Se debe simplificar la administración relacionada con los trámites de exportación y de importación, específicamente las aduanas, inspirándose en los modelos del norte de Europa, como es el caso de los Países Bajos. Priorizar la simplificación administrativa de los trámites y avanzar en la aplicación de la administración electrónica.

8- Se debe aumentar los medios humanos y los horarios de atención de los servicios aduaneros y, sobre todo, de los servicios para-duaneros.

9- La ineficiencia en la gestión de los visados de las personas es una clara barrera a la competitividad de las empresas en su actividad internacional.

10-Hace falta un mayor apoyo a las pymes en su proceso de implantación de delegaciones comerciales y productivas en el exterior, especialmente en la expatriación de personal.

No puedo añadir nada más. Y les felicito porque todavía demuestran que la sociedad civil organizada tiene criterio, es propositiva y sabe cooperar. Cooperar para internacionalizar.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad