Intangibles en economía

stop

 

14 de mayo de 2011 (09:28 CET)

Cuando se extiende la depresión, cuando la palabra más utilizada se desafección, cuando la desilusión nos abruma y la crisis ha llegado a todos el rincones de la sociedad, incluso a las cámaras de comercio, ver que todavía hay gente que apuesta, invierte y pone su tiempo y su dinero para preservar un espacio para reflexionar sobre los intangibles en economía, para aglutinar gente en torno una mesa de personas sabias, que propician la reflexión, el debate y la interrelación de pensamientos, es una luz de esperanza en los valores humanos y en el futuro.

Pilar Almagro, además de ser una empresaria ejemplar y dirigir una empresa innovadora y puntera en valores y responsabilidad social es miembro de la Cámara de Comercio de Barcelona y de la Junta de Pimec. Creó hace cinco años en el seno de la cámara de comercio una jornada para hablar sobre los Intangibles en Economía que se celebran en la Llotja de Mar cada año y donde participan sabios de todas las disciplinas. Los que asistimos sabemos que cada año es mejor. Pilar se las arregla para buscar personas de todos los ámbitos para que opinen de un tema que impregna la sociedad y que ha sido determinante en toda la historia de la humanidad y obviamente en nuestras vidas.

Esta vez los ponentes fueron:

Nuria Chinchilla hablando de las relaciones entre la persona, la empresa y la sociedad, demostrando que el cambio está en las personas y que la empresa del futuro tiene que ser sostenible y basada en valores que puestos en acción son criterios a seguir. Habló, como no podía ser de otra manera, de la necesaria conciliación entre familia y trabajo.

Daniel Furlan nos hizo una reflexión muy interesante sobre las causas del por qué nuestro país se ha vuelto conformista, acostumbrado a la seguridad y a que no se quieren tomar riesgos para emprender. Sin creatividad no hay emprendedores y sin emprendedoria no hay progreso. Y nos planteó un tema que generó un gran debate: el equilibrio entre la seguridad y la estabilidad y el amor al riesgo para poder avanzar. ¿Quizá nuestras sociedades europeas tan acomodadas, seguras y protectoras frenan el espíritu emprendedor?

Salvador Guasch nos planteó el tema clave de dónde somos y adónde vamos y la necesidad de tener clara la visión para saber adonde dirigimos nuestros pasos y tener la predeterminación para llegar. Habló de temas tan penetrantes como la organización del tiempo, de los trabajos, de la ocupación y de la empleabilidad relacionados con la sostenibilidad de la vida y del sistema. Todo esto para llegar a ser una sociedad más sana y más feliz. Trabajar para vivir si, pero vivir solo para trabajar no. Hemos de conseguir trabajar menos y vivir más. Concluyó con una gran verdad: “Necesitamos un nuevo sistema económico sostenible que sustituya al que se hunde”.

Finalmente, Joan Ramon Rovira del gabinete de estudios económicos de la Cámara de Comercio de Barcelona y coordinador del Consejo Asesor para la Reactivación Económica y el Crecimiento (CAREC) hizo un resumen del famoso informe que sitúa muchos de los problemas claves y cómo intentar solucionarlos.

Me permito opinar que el informe es fantástico, de mucho nivel y alta calidad. Primeros espadas entre economistas, profesores y empresarios elaboraron un buen documento que Catalunya necesita para salir de la crisis y de la depresión psicológica y colectiva en que estamos metidos. Desgraciadamente, los politicos no estuvieron a la altura y tanto los que gobiernan como los que están en la oposición prefirieron defender sus intereses electoralistas y partidistas a corto plazo y pasarse por el forro el documento. Horas de trabajo, noches sin dormir y otro informe que irá al archivo nacional. ¡Qué lástima!

El debate que siguió a las ponencias fue muy interesante y sugerente. Se habló en plata y sin tapujos. Se vio la necesidad imperiosa de salir de lo “políticamente correcto” y que la sociedad civil (la que no está subvencionada ni manipulada) tome la iniciativa. Quedamos emplazados para crear red y tomar iniciativas.

Gracias Pilar y felicidades una vez más.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad