Gruposequor, vigilantes hundidos

Gruposequor, vigilantes hundidos

Un juzgado de Barcelona ha declarado la liquidación concursal de la compañía Gruposequor, dedicada a la prestación de servicios de seguridad y vigilancia. Es una de las más descollantes de su sector en España. Gruposequor era propiedad de un grupo de multimillonarios, entre ellos Manuel Jove (en 2006 vendió su inmobiliaria Fadesa por 2.200 millones), el acaudalado matrimonio formado por Manuel Torreblanca y Liliana Godia, y Félix Revuelta (dueño de Naturhouse). También era accionista José María Castellano, ex primer ejecutivo del grupo Inditex-Zara y actual presidente de Novagalicia Banco.

Las cuentas de Gruposequor nadaban en abundante tinta roja desde hace tiempo, por lo que todos los socios decidieron enajenar sus respectivos paquetes accionariales en 2012 a favor del grupo Esabe. Poco después, Gruposequor se declaró en suspensión de pagos y ahora el juzgado decreta la disolución de la sociedad. La principal secuela de este fiasco ha sido el despido fulminante de 414 empleadosEste artículo no refleja necesariamente la opinión del consejo editorial o de Economía Digital y sus accionistas.

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad