Futbol, fórmula 1 y petróleo

19 de noviembre de 2012 (15:53 CET)

En los últimos años no dejan de llegar noticias del Golfo, que provocan sorpresa fuera de la región no sólo por el impresionante desarrollo que vive la zona. Ciudades como Doha o Dubái y su Burj al Arab se han situado entre los grandes destinos turísticos. Además de la gran capacidad de los fondos soberanos para rentabilizar los ingresos del petróleo en inversiones cada vez más definidas a nivel mundial, como situar a sus líneas aéreas entre las mejores del mundo.

Pero seguramente es en la apuesta por el deporte sobre todo el futbol o la fórmula 1 donde más se manifiesta esta sorpresa, sobre todo cuando Qatar ganó la organización del Mundial del 2022. También es verdad que las tensiones en la zona a veces ocultan otras realidades.

La región quiere asociarse con los mejores. Por supuesto, tienen una riqueza increíble, y es posible que en muchas de las operaciones hayan tirado el dinero por para ganar títulos con rapidez, pero si analizamos en los últimos años su líneas de actuación, compras o patrocinio llevados a cabo parecen más enfocadas hacia una estrategia para construir una marca y promocionar sectores capaces de diversificar sus economías con una apuesta diferente mas allá de los hidrocarburos

En 2008, Abu Dhabi United Group compró el Manchester City que gana títulos importantes tras 1.500 millones de euros de inversión durante cuatro años. Este club firmó un acuerdo con Etihad Airways de Abu Dhabi, por valor de 320 millones de euros por 10 años que incluye los derechos de las camisetas, y el nombre del estadio que ahora se conoce como Etihad Campus. La inversión forma parte de los planes de Abu Dhabi para desarrollar su industria del turismo y hacer que su compañía aérea de bandera sea un nombre familiar.

Dubái ya había marcado el camino años atrás, cuando no solo apostó por tenis, golf y otros torneos para elevar su perfil internacional sino ya en 2005, Emirates su línea de bandera, firmó un acuerdo de 113 millones de euros con el club inglés de futbol Arsenal. Se incluye el patrocinio de camisetas y vallas publicitarias así como el cambio de nombre del campo por el de Emirates Stadium.

Emirates es uno de los principales patrocinadores de eventos deportivos en el mundo. Invierte la mitad de su presupuesto de marketing, valorado en 1.000 millones de euros, en patrocinios. Desde 1987 hasta hoy su nombre está ligado al deporte. Tiene alianzas con los principales clubes de futbol europeos como el AC Milan, Real Madrid y Paris Saint-Germain. Es un socio oficial del Mundial y patrocina el Open de Estados Unidos, entre otros. Estas alianzas de patrocinio han hecho de Emirates una marca internacional, contribuyendo a su crecimiento y a transformar su ciudad de origen, Dubái, en un destino turístico líder.

Los qatarís no han quedado atrás, aparte de conseguir el Mundial 2022, han comprado el Paris Saint-Germain, el Málaga, el KAS Eupen en Bélgica. Otros equipos de renombre podrían ser los próximos objetivos. Qatar Airways es la aerolínea oficial del Tour de Francia y Qatar Foundation firmó un contrato con el FC Barcelona como patrocinador de su camiseta poniendo fin a 111 años sin publicidad.

Muchos son los eventos que se celebran en la zona, por citar sólo algunos, la fórmula de Bahréin y de Abu Dhabi. Qatar organizó los Juegos Asiáticos y Abu Dhabi, la Volvo Ocean Race Ciudad del Cabo-Abu Dhabi. Además Qatar y los Emiratos Árabes Unidos presentarán candidaturas para albergar los Juegos Olímpicos en 2024. Arabia Saudita anunció que estaba preparando una oferta para la Copa Asia 2019. En marzo, el Real Madrid anunció planes para construir un parque temático de 700 millones de euros en el emirato Ras al-Khaimah y cabe destacar la inauguración del parque temático de Ferrari en Abu Dhabi.

Algunos países de la región tienen una de las rentas per cápita más altas del mundo gracias al petróleo. El enfoque de forjar un papel en el escenario mundial ha elevado el perfil de la zona, disponen de una oportunidad única para desarrollar no sólo sus infraestructuras, sino también acompañarlo con el desarrollo social. Quieren posicionarse para ofrecer un modelo creando un centro de excelencia para la educación, y la salud y para alcanzar éxitos a parte del potencial económico. Van a aprovechar sus recursos para la promoción del fútbol en esta región donde este deporte cuenta con millones de seguidores.

Cuando se trata de construir una marca internacional, a veces, los beneficios pueden superar el riesgo, el futbol y otros deportes son de los pocos instrumentos de marketing que se lo pueden proporcionar.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad