Esto es corrupción

31 de enero de 2016 (01:00 CET)

Había un tiempo en el que el Partido Popular quería contra programar al gobierno de izquierda catalanista de Cataluña, tildando a Pasqual Maragall de independentista, y reunía a los presidentes de las Comunidades Autónomas de Madrid, Valencia y Baleares para lanzar el concepto de 'El eje del progreso'.

Matas, Camps y Aguirre debían de haber progresado en persona o por sus inmediatos colaboradores, porque la mayoría están en la prisión, han sido imputados o están en vías de juicio.

Este año la Nit del Foc ha llegado dos meses antes, y la traca valenciana ha estallado en toda la estructura de dirección del partido en Valencia. Ya sólo falta que se solicite el desafuero de Rita Barberà y se cumplirá aquella frase de Rajoy en el mitín multitudinario en tierras valencianas: "Éstas son mis credenciales: la gestión de Valencia (Rita), la Comunidad (Camps), Xátiva (Rus) y Castellón (Fabra)".

Por fin, ha tenido castigo la poca vergüenza de uno de los testigos de la comparecencia del caso Nóos quien dijo que la frase "Hacienda somos todos" era publicidad, y que aquí no se podía deducir un mal colectivo de las maniobras de la Infanta. Las magistradas del caso juzgarán a la hermana del Rey. Aquí sólo falta que alguien acabe por tirar de la manta para conocer dónde está y de dónde procede la fortuna del anterior rey.

No es extraño que en el informe de Transparencia Internacional, conocido hace pocos días, España aparezca a la cola de toda Europa. En el mapa estático, donde el rojo representa los territorios más corruptos, los estados de la exURSS tienen un rojo intenso; y después viene el bloque mediterráneo y balcánico; y aquí España retrocede inadecuadamente y se tiñe de roja; y no por culpa de Podemos.

La tendencia, sin embargo, todavía es peor. La posición de España en el índice de corrupción mundial es la que más ha bajado de todos los Estados de la UE. En el mapa, mientras Grecia es el Estado que destaca en la evolución positiva en verde fuerte, el resto de Europa también avanza positivamente en verde claro, pero el único Estado que empeora ostensiblemente es España en rojo intenso.

Mientras Grecia sube 25 puntos, Irlanda 9, Italia 5 y Portugal 0, pero España pierde 11 puntos. O sea que de todos los Estados que han recibido el apelativo despreciativo de PIGS (cerdos), el cada vez más cerdo es España.

En este ambiente putrefacto, después de haber acusado a CiU de envolverse en la bandera estelada para tapar sus problemas, la casta y sus partidos del régimen se arropan con una inmensa bandera española y apelan a la unidad ante la amenaza secesionista, para ocultar auténticas tramas mafiosas que todavía dominan muchos de los territorios gobernados por el PP y en parte por los socialistas.

Aparentemente sólo los une España, pero en la realidad comparten la corrupción y el reparto de las prebendas del Estado entre su fiel base social que los continúa votando. Y que si se va a elecciones de vuelta los volverán a votar.

Macedonia

1. Las autoridades europeas han hecho público esta semana que se pierden entre 50 y 70 mil millones de euros por la evasión fiscal.

2. El nuevo presidente del Supremo catalán se prepara para acelerar el choque entre legitimidad popular y democrática, y legalidad partidista y represiva.

3. Inés Arrimadas recibió un alud de críticas en la red después de afirmar que no había que apoyar la internacionalización de la empresa catalana, porque ya se espabilaba sola. (Cataluña es 3a Comunidad Autónoma en presupuesto absoluto, y mucho más atrás en presupuesto relativo a internacionalización, dedicado a Madrid, que tanto le preocupa lo de las embajadas –pero sólo las catalanas-).

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad