Escada, de moda femenina, sigue acumulando déficits

04 de diciembre de 2013 (20:37 CET)

La firma de moda para mujer Escada no consigue enderezar el rumbo de sus resultados, que siguen teñidos de abundante tinta roja. La empresa tiene la sede en Manresa y cuenta con una decena de tiendas, además de medio centenar de espacios comerciales en El Corte Inglés. Su ámbito de actuación no se circunscribe solamente al mercado español, sino que abarca toda la península Ibérica.

En el pasado ejercicio de 2012, la facturación se situó en 25,9 millones, con baja de un 5% respecto de los 27,3 millones girados el año anterior. Tal registro representa la mitad de los ingresos que lograba antes de la crisis. Los resultados volvieron a arrojar un quebranto de 2,3 millones, el mismo que un año antes.

Escada, que tiene 260 empleados, es filial de la compañía alemana del mismo nombre y está presidida por Bruno Eckard. La matriz germana suspendió pagos en 2009. Poco después anunció que su traspaso a la familia india Mittal, dueña de Mittal Steel Company, el mayor productor de acero del mundo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad