Encontrar trabajo en cinco pasos

13 de enero de 2013 (18:42 CET)

Tenemos a mucha gente en el paro, eso es innegable, pero también tenemos problemas para cubrir determinados puestos de trabajo porque nos falta gente preparada (idiomas, especialidades, etc ...). Lo sé, porque en mi trabajo gestiono una bolsa de trabajo y tengo bastantes ejemplos de ello.

Sin embargo, una parte sustancial de los desempleados con formación podría encontrar trabajo siguiendo cinco sencillos pasos y eso es lo que pretendo describir brevemente en este artículo.

1. Ser humilde y rebajar expectativas: La mayoría de la gente parada tiene una expectativa de trabajo similar al que perdió o al que tienen sus amigos o parientes. Por lo tanto, no aceptan cualquier trabajo y alargan el paro hasta el máximo. Pero el mercado ha cambiado y ya no ofrece empleos bien pagados y cerca de casa. Ninguna persona que lleve más de 6 meses en el paro debería rechazar un trabajo lejos de casa y / o uno o dos niveles por debajo de su calificación o experiencia. Un empresario me dijo un día que él no contrata nunca gente que lleve más de un año en el paro porque se han quedado obsoletos al perder los hábitos. Escalofriante, pero aleccionador.

2. Cambiar los hábitos de búsqueda. Muchos parados creen que leer los anuncios de la prensa y enviar docenas de currículos es buscar trabajo. Se equivocan. El mercado ha cambiado mucho desde la última crisis. La mayoría de trabajos se encuentran con contactos (30%) (véase encuesta de la AQU) y posteriormente internet (20%) (miren la encuesta) mientras que sólo un 3% (20% en 2001) encuentra trabajo a través de la prensa. Hay que diferenciarse. Contactar a alguien de la empresa a través de un amigo o cliente. Registrarse en Linkedin, Infojobs, Infoempleo y a todas las redes sectoriales o funcionales de ámbito profesional posibles (yo mismo encontré trabajo en Clickair a través de Linkedin el año 2006).

3. Gracias al e-mail enviar un CV se ha convertido en una tarea de 15 segundos. Lo hace muchísima gente. Por tanto, no pierda el tiempo en aquellos trabajos en los que hay un requisito que no cumpla. Es perder el tiempo. Pero, si encajam en alguno, hay que moverse en serio. Debe buscar algún contacto que trabaje en la empresa, que lo pueda ver, preguntar, hacer una carta personalizada, que demuestre ilusión y sobre todo ganas de trabajar (no ganas de tener un sueldo y basta). Hay que ser proactivo.

4. Planificar un horario. Buscar trabajo es un trabajo. Hay metodología, disciplina, esfuerzo y no hay que dejarse vencer por la pereza o por la falta de resultados. Hay que levantarse temprano (temprano!), vestirse e ir a la biblioteca o a un espacio donde podamos trabajar tranquilos, sin neveras, ni televisión ni interrupciones de ningún tipo. Mejor un lugar donde veamos gente.

5. Finalmente hay que trabajar bien el networking. Estar parado significa disponer de más flexibilidad en su tiempo. Así que intente rehacer antiguas amistades. Vaya a hacer muchos cafés y muchas cervezas (sin alcohol, si quieren), con antiguos compañeros / as de escuela o de trabajo. Apúntese a un curso de reciclaje o de idiomas. Aparte de aprender algo, conocerá gente nueva que hoy está en la misma situación, pero mañana quizás no. Apúntese al colegio y al alumni respectiva o a una entidad de voluntariado local (ONG). No pierda ninguna oportunidad de conocer gente nueva o recuperar la antigua. ¡Nunca se sabe de donde sale la oportunidad! Hay que ser consciente, que las redes también son un elemento de seguridad en sentido literal y figurado. Un elemento que hay que fijar y fortalecer cuando no se las necesita. El networking es una red de seguridad que puede salvarle en un momento de estrellarse contra el suelo. Pero las redes no se pueden abandonar, se deben cuidar y mantener para que el día que las necesitemos nos hagan el servicio.

Por último, espero y deseo que todas aquellas personas que hayan leído este escrito, encuentren trabajo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad