Embargan a los consejeros de la promotora Fergo Aisa por el 'agujero' de 116 millones

08 de octubre de 2014 (19:04 CET)

El concurso necesario (o quiebra) de la inmobiliaria barcelonesa Fergo Aisa ha derivado en una ristra de decomisos contra quienes ocuparon plaza en el consejo de administración de aquella. El juzgado les imputa el “socavón” de 116 millones de euros que arroja el balance de la empresa fallida, si bien pocos dudan de que ni remotamente se logrará recuperar semejante suma.

La jueza Nuria Lefort achaca al último presidente y consejero delegado, Carlos Fernández Gómez, una responsabilidad de 58 millones. A los restantes vocales la fija en 11,6 millones para cada uno.

La resolución es recurrible. Pero entretanto, el juzgado ya tiene listo el repertorio de bienes embargables que ha descubierto a los distintos afectados. A Fernández se le retienen depósitos en 11 bancos, entre ellos Popular, March, Sabadell, Caixabank, Catalunya Banc, Bbva y Bankia, con unos saldos conjuntos de dos millones de euros.

A Raimon Patau Iglesias se le incauta la pensión pública que viene recibiendo, por importe de 18.415 euros anuales, amén de cuentas en Caixabank, Bankia y Bbva con unos saldos conjuntos de 10.557 euros, más sendos automóviles BMW y Lancia. Al consejero y secretario Ramón Fajas Tura, las cuentas abiertas en varios bancos, con 5.143 euros; las nóminas de siete sociedades, cifradas en 72.472 euros; y el 50% de dos viviendas en Sant Feliu de Codines, con un valor catastral de 212.475 euros.

A Ricardo Aixelá Campanales se le traban fondos en tres entidades, por valor de 100.932 euros; los 41.108 euros de pensión que recibe del Estado; y dos viviendas en Barcelona y una plaza de aparcamiento, sitos en Pedralbes, más otra casa en l’Escala, con un valor catastral conjunto de 846.564 euros.

Por último, al abogado Joan Hortalà Vallvé, socio del despacho Cuatrecasas, no se le ha podido aprehender bien alguno por el momento, debido a un error en la transcripción de su DNI. Una vez éste se subsane, se procederá contra su patrimonio.

El concurso de Fergo Aisa tiene todos los números para ser declarado culpable, a la vista de la catarata de irregularidades y falsedades contables que precedió a la declaración de insolvencia.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad