Electrodomésticos Rowenta: el giro cae un 20%

01 de diciembre de 2013 (20:02 CET)

Las ventas de los fabricantes y distribuidores de electrodomésticos acumulan un desplome tras otro desde que la recesión hizo acto de presencia. El ejercicio que ahora corre es el séptimo consecutivo en el que caen los ingresos.

Se trata de una actividad íntimamente ligada al desarrollo del ramo inmobiliario. En algunos renglones, el negocio ya sólo atiende prácticamente la reposición de producto, de manera que las ventas obedecen sobre todo a la sustitución de aparatos estropeados.

Un ejemplo de estas vicisitudes lo brinda Groupe Sebb Ibérica, de capital francés. Tiene la sede central en Barcelona y se dedica a comercializar pequeños electrodomésticos con la marca Rowenta. La plantilla consta de 180 personas. Su catálogo abarca aspiradores de variados tipos, planchas, ventiladores, tostadoras, aparatos de calefacción, secadores y depiladoras, entre otros.

La evolución de Sebb en el último trienio es un fiel reflejo de lo que ocurre en el sector. En 2010, la compañía facturó 168 millones de euros y se anotó un excedente de 14 millones. Un año después, ambos epígrafes registraron notables descensos: los ingresos quedaron en 147 millones y los beneficios, en 5,4 millones. En el último ejercicio, la cifra de negocio se redujo a 117 millones y los resultados a 1,8 millones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad