El osito de Tous adelgaza por la crisis

15 de octubre de 2014 (19:10 CET)

La cadena de joyerías Tous, con sede en Manresa, destila robustez por todos los poros de su balance y luce unos niveles de capitalización inéditos en el repertorio empresarial del país. Pero a la vez, acusa los efectos negativos del frenazo experimentado por el consumo en España durante los últimos años.

Pese a que la firma tiene presencia en 38 países, el mercado interior sigue acaparado el grueso de sus ventas y alcanza un 70% de la cifra total, sin que las exportaciones logren el deseable despegue.

Esta situación ha obligado a los gestores a rehacer sobre la marcha sus planes de expansión en varias ocasiones. Para 2012 se habían fijado el objetivo de llegar a 800 tiendas y a una facturación de mil millones.

Los acontecimientos no evolucionaron como esperaban y pronto hubieron de posponer aquellas metas hasta 2014. Ahora se ve que tampoco esa previsión va a cumplirse. De hecho, Tous factura sólo una cuarta parte de la pomposa cifra anunciada y al cierre de 2013 mantenía los mismos 415 puntos de venta que tenía el año anterior.

Tous creció sin desmayo desde los tiempos fundacionales. Además, lo hizo con una envidiable rentabilidad, sobre todo durante el pasado decenio. Pero el estallido de la burbuja del ladrillo provocó el retraimiento del consumo y el crecimiento de Tous experimentó una brusca contención.

En 2009, por vez primera en la historia de la marca, las ventas se batieron en retroceso, al pasar de 244 a 196 millones, y los beneficios cayeron a menos de la mitad, hasta los 25 millones.

En los ejercicios posteriores la cifra de negocio se recuperó. En 2013 volvió a los 244 millones, con mengua de 3 millones respecto del año anterior. El resultado neto consolidado también mejoró de 25,5 a 27,3 millones, de los que 3,2 millones se distribuyeron como dividendo.

Las filiales más rentables son las dedicadas a fabricación, tanto de joyería como de complementos y relojes. Las más deficitarias fueron otra vez las que gestionan las tiendas de EEUU, donde las pérdidas subieron de 4,9 a 5,8 millones. Así mismo se mueven en la zona de números rojos las subsidiarias de Japón, Portugal e Iberoamérica.

Tous carece de endeudamiento, gracias a que siempre ha seguido a pies juntillas la prudente política de financiar el crecimiento con recursos propios. Estos se cifran en 258 millones.

El consejo de administración tiene de presidenta ejecutiva a Alba Tous Oriol. Es consejero delegado José María Folache González-Parrado. Vocales, Rosa Oriol Porta, Laura Tous Oriol, José María Bosch Castias, Luis Bach Terricabras y Beatriz González-Cristóbal Poyo. La paga de este órgano subió de 597.000 a 927.000 euros. La alta dirección de la casa (cuatro hombres y una mujer) ingresó una retribución de 396.000 euros.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad