El fabricante de Abanderado y Wonderbra lleva perdidos 87 millones

06 de mayo de 2014 (19:25 CET)

La compañía DB Apparel Spain, con sede en Mataró, acumula ya seis años de números rojos. Esta concatenación de resultados negativos no tiene nada de extraño si se tiene en cuenta que la empresa produce artículos de gran consumo. Y es bien sabido que desde el estallido de la crisis, el poder adquisitivo de los ciudadanos ha menguado de forma draconiana.

DB Apparel, que giraba en la órbita de la multinacional norteamericana Sara Lee, cayó en 2006 bajo el control del fondo de capital riesgo Sun Capital. La empresa se dedica a manufacturar lencería y ropa interior de marcas tan conocidas como Abanderado, Wonderbra, Princesa, Dim, Ocean, Unno y Playtex. En 2013, los ingresos de la entidad cayeron de 76 a 64 millones de euros y las pérdidas se acrecentaron un 9% hasta los 9,3 millones. Este quebranto eleva a 87 millones el embalsado en el último sexenio.

Como consecuencia de semejantes desfases, el fondo de maniobra es negativo en 70 millones y los fondos propios de la casa arrojan un grueso importe, también negativo, de cerca de 67 millones. Sin embargo, esta última rúbrica se compensa gracias a un préstamo participativo de 71 millones recibido de su socio único, que se contabiliza como recursos propios, de forma que el patrimonio de la casa ha pasado a ser positivo en casi cinco millones.

Los duros avatares que la firma atraviesa se han traducido en el cierre de sus plantas industriales de Cassà de la Selva, Massanès, Mataró, Igualada y Olvan, con más de 500 despidos. Para colmo de males, Hacienda le ha dirigido una notificación de inicio de actuaciones inspectoras relativas al impuesto sobre el valor añadido.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad