El circuito de Montmeló pierde 24,5 millones en tres años

12 de noviembre de 2013 (22:03 CET)

Las administraciones públicas de Catalunya carecen recursos para pagar a las farmacias, a los proveedores de los hospitales, a las empresas que gestionan las telecomunicaciones de la Generalitat y una interminable lista de damnificados. En cambio sí hay dinero para que los amantes de las carreras de motos y la Fórmula Uno disfruten de este tipo de espectáculos.

El Ayuntamiento de Barcelona aprobó ayer una aportación de cuatro millones de euros para el circuito de velocidad de Montmeló. Esta suma se añade a otros cuatro millones que el consistorio aportó a finales del pasado año.

El desembolso del ayuntamiento no es la única ayuda pública que recibe la instalación. Este año, la Generalitat contribuirá con cinco de los 42 millones que prevé recaudar gracias a la tasa turística. La Diputación de Barcelona también pone su granito de arena con 1 millón.

Esta retahíla de fondos públicos se aboca sobre una entidad, Circuits de Catalunya, que no ha ganado dinero nunca. Las magnitudes económicas que presenta la sociedad son lamentables. Entre 2010 y 2012, sus ingresos han caído en picado, al pasar de 30 a 22 millones.

En el mismo periodo, las pérdidas han sumado 4,7 millones, 10 millones y 9,8 millones, respectivamente.

El auditor que ha revisado los estados contables señala que su continuidad está en entredicho y la incertidumbre sólo se despejará en la medida que sea capaz de generar suficientes ingresos en el futuro.

Al estampar esta advertencia, el auditor no tuvo en cuenta que Circuits de Catalunya tiene el futuro asegurado, en tanto en cuanto dispone de recursos ilimitados gracias al cordón umbilical que le une a los presupuestos de las Administraciones catalanas.  
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad