El circo del PSOE

23 de junio de 2015 (13:41 CET)

Al día siguiente de estar en el circo todos comentábamos las hazañas de los artistas. La voltereta imposible. El salto sin red. Había sido asombroso. Igual pasa hoy. Asombroso el circo que se ha montado el PSOE. Abrió sus puertas el Circo Price de Madrid y se colaron unos cuantos fieles a coronar al candidato a presidente. Sorpresa por el lugar. Si no se llenan polideportivos habrá que llenar circos.

Así entre la familia y cuatro amigos se llena el local y se aparenta. Se aparenta que somos muchos. Se aparenta unidad. Sobre todo unidad, a pesar de que te acuchillen la espalda en los corrillos. Se aparenta 'patriotismo' colocando una enorme bandera de España. ¿Cuál es la bandera de España? Parece que la roja y amarilla. ¿Cuál es la bandera del PSOE? ¡Ah! Parece que la han cambiado y ahora es esa. Porque antes era la que tenía un color morado. El morado de Castilla. El morado de sus pendones, muy de moda en la actualidad.

¡Qué proclamación! Se copia de los americanos hasta lo más rancio y hortera en sus proclamaciones. Todo sirve si al final se gana. Al menos la mujer iba de rojo, que ya es algo. Si llega a ir de gótica…se cierra el circo. Pero iba de rojo y guapa. Todo sea por mejorar la imagen del proclamado aspirante, Pedro Sánchez, y aumentar el número de votos, ya que en las pasadas elecciones no despegó del suelo.

Perdió 700.000 votos a pesar de que luego, con los pactos, ganara poder. Y poder es lo que quiere ganar en la próximas elecciones generales para luchar contra el paro y la corrupción, a pesar de Caja Madrid.

Liderar el cambio. Antes de que otro lo haga. Desde la centralidad. Ahora todos van a se de centro. Rajoy quiere el centro, donde perdió votos. Albert quiere el centro, donde los ganó. Y Sánchez quiere el centro, por donde no ha pasado. Y Pablo, ¿quiere también el centro? Pues habrá que inventarse un centro muy amplio para que quepan todos. Como en el circo. Allí, ayer, estaban casi todos los artistas del PSOE. También Zapatero, el presidente del Plan E, donde la pancarta era más cara que el proyecto a ejecutar; y Pérez Rubalcaba, el de los 110 Km/h en autopistas.

Qué cosas hemos visto en el circo y cómo se nos olvidan. Está bien ir de vez en cuando. Ahora se han apoderado de él los partidos políticos del engaño. El Price de Madrid tiene las puertas abiertas. Pasen y vean. Todo el año en curso la entrada está franca. Hasta el día de Reyes. Ese día se cierra, tras la entrega de regalos, de poder. Pasen y vean, las entradas a mitad de precio. Los niños gratis. ¿Alguien se lo quiere perder?

 

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad