El 'boom' de hoteles en Oriente Medio

08 de enero de 2013 (12:49 CET)

Es conocido el interés de inversores o fondos de Oriente Medio por adquirir o construir hoteles en Europa y EEUU, especialmente en ciudades como Londres, París, Ginebra, o Nueva York. Del mismo modo, también España ha sido destino de importantes operaciones en el sector hotelero, sobre todo en Andalucía, Valencia y Barcelona. Sin embargo, en los últimos años, han vuelto la mirada hacia su región donde el sector hotelero vive un boom histórico.

A pesar de un año difícil en la zona norte para el sector turístico a raíz de la inestabilidad política que se inició a principios de 2011, los grandes operadores hoteleros internacionales siguen siendo optimistas sobre las perspectivas de crecimiento en la región. Pongamos algunos datos. Alrededor de 493 hoteles con 122.942 habitaciones están previstos en la región. En 2012, 75 hoteles han abierto con 18.072 habitaciones.

Entre otras cosas, Oriente Medio se prepara para un aumento en el número de hoteles ubicados en centros comerciales. La tendencia pretende adaptarse a los consumidores ricos del Golfo y del sur de Asia, que tienen grandes rentas disponibles y amor por las compras en mega complejos que también están en auge. Se trata de una modalidad que está siendo clave en la recuperación del turismo en la zona. La previsión apunta a un aumento en el número de visitantes en 2013.

Otro aspecto interesante es que marcas de lujo en sectores como el motor y la moda que están tratando de entrar en el mercado hotelero. Sin ir más lejos, el ultimo ha sido Lamborghini, con planes para abrir 40 hoteles de cinco estrellas en los próximos años.

Los Emiratos Árabes Unidos tiene el mayor número de hoteles en construcción de la región, con un total de 70 establecimientos y 21.238 habitaciones. También cuenta con la mayor cartera de proyectos planificados con más de 36.000 habitaciones en 92 hoteles adicionales. Varios importantes contratos de construcción de hoteles ya han sido premiados en Dubái en los últimos años.

El caso de Arabia Saudita, por su lado, es especial. Con el turismo religioso como factor clave es uno de los mercados hoteleros emergentes con obras de construcción en curso de 27.818 habitaciones. En 2012, las tasas de ocupación subieron un 24% más que el año anterior.

Qatar es uno de los principales mercados y el tercero en cartera de hoteles en la región, con 19 establecimientos y 5.544 habitaciones en construcción. Pero su cartera de construcción de hoteles se espera que crezca rápidamente para ofrecer más de 60.000 nuevas habitaciones con el fin de atender a tiempo el Mundial de Fútbol de 2022. Las inversiones previstas suman 17.000 millones de dólares en proyectos de infraestructura relacionados con el turismo en los próximos cinco años. En la actualidad, cuenta con 70 hoteles y 10.642 habitaciones, un gran número de proyectos de aparthotel y residencial que se construirá en la próxima década.

El creciente sector hotelero de Omán, a pesar de ser un mercado pequeño en comparación con otros, tiene un potencial significativo y una perspectiva muy sólida con 1.636 habitaciones en construcción y 20 hoteles están en planificación. Sólo en Mascat, se construirán 5.000 habitaciones de hotel en los próximos 4 años. Por su parte, Bahrein, que sintió la fuerza de la inestabilidad política , parece que a finales de 2012 empieza a tener una cierta recuperación pero la continua incertidumbre ponen en duda el futuro de 2.100 habitaciones de hoteles que están en construcción.

Mientras tanto, al este del Mediterráneo, el sector hotelero ha sido afectado por el levantamiento sirio. El futuro de la mayoría de las 3.539 habitaciones en construcción o en proyecto en este país está paralizado mientras que la demanda se desplomó un 65% este año. La situación en Siria también ha afectado a su vecino, el Líbano. En 2009, logró un aumento del 39% en la llegada de turistas, el mayor del mundo. Sin embargo, el colapso de su gobierno combinado con la guerra siriana impactó en la ocupación hotelera que cayó un 30%. En el corto plazo, el desempeño del mercado hotelero del Líbano dependerá de los acontecimientos regionales pero Beirut sigue siendo una plaza atractiva para el sector.

A pesar de los problemas políticos en 2011, el norte de África es un mercado con un gran potencial en la industria hotelera internacional. Los datos lo demuestran con más de 24.125 habitaciones en construcción o en planificación. Egipto tiene la mayor cartera con más de 11.695 habitaciones de hotel en proyecto o en construcción. Los disturbios afectaron la llegada de turistas en Egipto, que se vio reducida en el 36% en 2012. Pese a las protestas, los hoteleros siguen siendo optimistas sobre el medio y largo plazo puesto que Egipto es un mercado que suele recuperarse rápidamente. Por su parte, Libia también espera un impulso con nuevos proyectos hoteleros con 2.604 habitaciones actualmente en proyecto o en construcción. Del mismo modo, Marruecos genera la construcción de 4.732 habitaciones de hotel, además de 2.954 en construcción.

Esta cartera de proyectos hoteleros en la región ofrecerá atractivas oportunidades en los próximos años. Pero su éxito dependerá de la estabilidad política sobre todo en los países llamados de la primavera árabe.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad