El beneficio de Conservas Dani cae a la mitad

04 de mayo de 2014 (13:20 CET)

El balance del grupo catalán Conservas Dani, dedicado a la comercialización de conservas de pescado y especias, arrojó en el último ejercicio unas ventas consolidadas de 68 millones de euros. Esta magnitud entraña un descenso del 8% respecto de los 74 millones del año previo.

Los resultados también se movieron a la baja, pero a un ritmo mayor, ya que experimentaron un recorte cercano al 50%, hasta situarse en algo menos de 2 millones. La plantilla aumentó de 473 a 495 personas.

La compañía ha puesto en marcha un haz de actuaciones encaminadas a mitigar las consecuencias de la crisis general imperante. Así, centró todos los esfuerzos en los negocios claves, abandonó los no estratégicos, depuró las fuentes de suministro de materias primas e invirtió en la mejora de los procesos productivos.

Además, sigue dedicando copiosos recursos a impulsar la exportación, dado que el mercado nacional se considera maduro y sus expectativas de crecimiento no permiten albergar excesivas ilusiones.

Grupo Dani tiene, con central en Vilassar de Mar, está integrado por una docena de empresas. Entre ellas figuran tres filiales radicadas en Reino Unido y otras dos en Chile.

Las conservas suponen el grueso del giro, con casi 50 millones de euros, seguidas por las especias con 9 millones. El resto lo aporta una red de gasolineras perteneciente al conglomerado.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad