El ajuste de DIR empieza a dar frutos

05 de septiembre de 2013 (20:37 CET)

La cadena de gimnasios DIR espera cerrar el presente ejercicio con una rentabilidad superior a la lograda el año pasado gracias a un haz de medidas de reestructuración. La más importante, la suscripción con la banca acreedora, hace poco más de un año, de un acuerdo de refinanciación de la deuda que permitió alargar los plazos de vencimiento para acomodarlos a las disponibilidades de tesorería.

El ejercicio 2012 no fue fácil para la empresa. Tras firmar con la banca, en septiembre hubo de afrontar la subida del IVA, del 8% al 21%, lo que supuso un varapalo considerable. A los gestores de la casa no les cupo otra salida que rehacer a toda prisa el plan de negocio y adoptar medidas adicionales de ajuste, entre ellas la poda de 80 puestos de trabajo para rebajar la plantilla a 720 colaboradores. Así mismo se recortaron las inversiones previstas y otros gastos no imprescindibles para la explotación del negocio.

Gracias a éstas y otras actuaciones, en 2012 ya se produjeron los primeros frutos. El más destacable, la vuelta a la senda de los beneficios, con un resultado consolidado de 379.000 euros, frente a los números rojos de 169.000 euros de 2011. Y ello, pese a que los ingresos de toda su red de centros deportivos cayeron de 55 a 52 millones.

Grupo DIR, controlado por Ramón Canela Piqué, se compone de 35 compañías, de las cuales 23 arrojaron resultados positivos el pasado año y 12 todavía saldaron sus cuentas con déficit. Entre estas últimas son de citar Domingo DIR, DIR les Glòries, Tuset DIR, Claret Fitness y Avinguda Madrid DIR.


Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad