De Guindos-Varoufakis: dos perdedores

22 de julio de 2015 (08:52 CET)

Claridad meridiana. Y lo dice Varoufakis. Que el ministro español de Economía, don Luis de Guindos, sabe de lo que habla. O, lo que es lo mismo, está preparado y sabe del rollo este de la economía. Pero no lo hace. Ahí queríamos llegar.

Porque sabiendo lo que hay que hacer es un doble delito que no lo haga. Lo ha dicho Varoufakis, el ex ministro de Finanzas de Grecia. El que negoció duro con la UE y luego lo echaron. Lo dice claro: "Hay mucha diferencia entre lo que hablas con De Guindos en privado y lo que defiende en el Eurogrupo". Ahí está la madre del cordero, que dirían en León. La diferencia. Lo que predica en un sitio y lo que defiende en otro.

Porque antes de ser ministro el amigo De Guindos predicaba que el rescate de los bancos a los españoles no les iba a costar un euro. Nos ha costado 100.000 millones de euros. Que la crisis de la cajas de ahorros había que solucionarla con la teoría privada de que si no puedes seguir das quiebra.

Nada de nada. Lo contrario. Se rescataron. Todas. Y dieron quiebra por meterse a negociar con el ladrillo, cosa que no era lo suyo. Lo suyo era la obra social y las pensiones. Ambición. Ruina. Pero De Guindos no obró en consecuencia. Las rescató. Y nos costó una pasta. Muchos miles de millones de euros. Y los que robaron o despilfarraron andan sueltos por ahí. Y de devolver, nada de nada.

Varoufaskis dice que el ministro español "entiende cómo funciona la economía". Y que "hubiese preferido a De Guindos a Dijsselbloem. Pero perdió. No hay más. Perdió. Luego algo se ha hecho mal. Por el Gobierno español, por Mariano o por De Guindos. O por todos juntos. Perdió.

Dice Varoufakis que España ha optado por políticas de recortes y austeridad "por miedo a Podemos". Anda, hasta ahí hemos llegado. No se gobierna por lo que creemos que hay que hacer, sino por el miedo que nos crea el partido enemigo que viene dando fuerte. ¡Por Dios, Mariano! No me lo creo. ¿Ha gobernado De Guindos así? Que se vaya. Aunque, a lo peor, así ha sido.

De Guindos ha gobernado a la defensiva. Contra lo que pregonan los contrarios. Nada de iniciativa. Nada de proyectos. Nada de futuro. Curamos los desastres para evitar males mayores. Lo hizo con Lehman Brothers, dio quiebra. Lo ha hecho con la banca nacional, 100.000 millones de euros ha costado el rescate. Ni un euro devuelto. Atentos: 2.175 euros por cabeza, por cada españolito. Ahí vamos. Se han intervenido ocho cajas de ahorros, dos bancos filiales y una caja rural. Otras dos más han recibido dinero de los contribuyentes. ¿Hay quien da más?

Pues ahí ha estado De Guindos, el todopoderoso ministro de Economía español. Y no ha hecho nada. Nada. Pero nada de nada. Y quería ir a manejar a Europa. Le han dado con la puerta en las narices. Cierre total. Perdió. Y la economía no levanta cabeza. A pesar de Mariano y su propaganda. A pesar de De Guindos. Puedes quedártelo, Varoufakis. Es como tú. Un perdedor. Y ha perdido España. Eso ha sido lo grave.

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad