De dónde viene el año que nos espera

Josep Huguet

27 de diciembre de 2014 (21:04 CET)

Escribo este artículo en la mañana de Navidad, poco antes de que la sopa de galets humee en la mesa familiar. Es la fantástica rutina de la tradición, que arrastramos desde antes de que alguien inventara el cristianismo. Tiempo lento, tiempo largo. Son pensamientos que me han llegado cuando iba a plantearme dónde estamos y las tendencias de futuro. Y he pensado si era preciso, que, antes, pensáramos de dónde venimos. Si era necesario ver que hay acontecimientos históricos de onda larga, media o corta. La onda más larga es la que tiene como protagonista a la persona más humana, la de los miedos y las celebraciones en comunidad. Porque esta socialización es la que nos hace reconocernos.

Sobre esta capa antropológica se colocaron las religiones y las jerarquías eclesiásticas. En nombre de estas religiones milenarias todavía hay minorías radicales o castas extractivas que practican la dictadura o el terrorismo en pleno siglo XXI. En una onda larga, pero más corta a la antropológica-religiosa aparecen las naciones culturales, en Europa la mayoría engendradas hará unos mil años.

Las consecuencias positivas y negativas que ha comportando su preservación, expansión o minorización forzada todavía condicionan muchos conflictos actuales no resueltos. En una onda media aparecen los sistemas económicos. Así, una comunidad como la catalana ha vivido un sistema feudal, uno capitalista industrial y ahora estamos entrando en el sistema post industrial. Finalmente, en onda corta aparecen los estados y los regímenes, todavía más cortos. Por tanto, por más que se nos presenten como fortalezas inexpugnables, históricamente tanto los regímenes políticos como los estados son fenómenos efímeros vistos con mirada larga.

Espero no haberles aburrido con estas disquisiciones navideñas. Permítanme como corolario proponerles un poco de cronología recreativa. El 2015 hará 500 años de la llegada de
Francisco I como rey de Francia, en 1515, el principal opositor del imperio de los Austria, del que Carlos es nombrado regente de Flandes, al llegar a la mayoría de edad.

El Consejo de Castilla culmina la vocación imperialista decidiendo la Anexión de Navarra, que es conquistada gracias al rey de Aragón que ha sido expulsado de la regencia de Castilla, con epítetos de "Viejo catalanote". En Cataluña, se vivía un renacimiento económico por la actividad mediterránea de la monarquía de Fernando que había ensayado sin éxito tener descendencia para recuperar la vía independiente de la Corona de Aragón. El 1515, es el año que se funda La Habana por parte de los nuevos colonizadores, después de haber exterminado a toda la población nativa de Cuba.

Cuauthemoc es ratificado líder de los aztecas, seis años antes de que Hernán Cortés lo asesine después de la tortura. Suecia se independiza de Dinamarca. Hace 400 años se editaba El Quijote mientras varios acontecimientos ilustran la expansión colonial de franceses, británicos y holandeses en América y Asia.

En Japón se consolida el shogunat Tokugawa hasta el 1868, sistema feudal que rechazará todas las influencias occidentales. Mientras, en Cataluña se vive el punto álgido de la persecución de brujas y de las revueltas de bandoleros, mientras la Generalitat está en conflicto permanente con la Corona por cuestiones de dinero y competencias sobre policía.

Hace 300 años, el general Moragues era ejecutado después de ser torturado y su cabeza fue decapitada y colgada en exhibición. El Consejo de Castilla prohíbe el catalán en las escuelas de Cataluña. Las islas baleares caen en manos de los Borbones y se aplica la Nueva Planta. El imperio otomano continúa la expansión derrotando a Venecia en la península de Morea. Rebeliones de los jacobitas partidarios de la independencia de Escocia. Suecia se apodera de Noruega hasta entonces danesa. En América del Norte proliferan las guerras de exterminio de las diversas naciones indoamericanas por parte de los colonos ingleses y franceses. Los castellanos ya los han
exterminado dos siglos antes.

Hace 200 años culmina el mandato de Napoleón en la batalla de Waterloo y después del Congreso de Viena se establece la Santa Alianza entre las potencias ganadoras, monarquías reaccionarias que quieren frenar que el advenimiento del capitalismo vaya acompañado del de la democracia. Ocho años más tarde un ejército de 100.000 hombres de esta alianza restaura por las armas al abuelo del bisabuelo del rey Felipe VI para que anule la Constitución democrática y retome la la Inquisición.

En América, la monarquía reaccionaria española paraliza en un primer momento las revueltas secesionistas de las provincias españolas de ultramar en Perú, Colombia, Argentina y México, donde es fusilado el cura José Morelos. Llega a América del Norte la segunda gran oleada de emigrantes amish expulsados de Europa...

Hace cien años, Pancho Villa controlaba México, después de una revolución campesina. Empezaba la batalla de Galípoli en la Primera Guerra Mundial, cuando Italia entraba en guerra; y Turquía aprovechaba para iniciar el primero gran genocidio del siglo XX, el de los armenios.

Ambos fenómenos remodelaron el mapa del Europa del Este hasta el Cáucaso. De tres imperios, el ruso, el austríaco y el otomano, acabaron apareciendo entre 1918 y ahora 22 nuevos estados. Y si el final de la guerra significaba el inicio del sistema comunista, cien años después ya sólo quedan las caricaturas, pero en cambio se renuevan los impulsos por la igualdad.

Y hemos llegado a 2015. Observen cuál de estos fenómenos es de onda larga, media y corta y decidan si los cambios que estamos viviendo y que viviremos el próximo año pertenecen a una u otra dimensión.

¡Deseo que el 2015 sea un año de progreso social y democrático!

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad