#Crowdfunding no sólo es un 'trending topic'

19 de septiembre de 2013 (18:23 CET)

Llega con fuerza una nueva manera de financiar proyectos empresariales y solidarios. Ante las dificultades de concesión de créditos por parte de la banca y la capacidad limitada de inversión por parte de las redes privadas de inversores (Business Angels) surge una nueva opción de financiación para emprendedores y empresas en expansión: el crowdfunding o financiación colectiva.

Sin olvidar que la forma mayoritaria de captar capital para un nuevo emprendedor es su entorno más cercano, conocido en el mundo anglosajón como las 3 F’s que responden a Friends (Amigos), Fools (Locos que creen ciegamente en el proyecto) y Family (familia). El crowdfunding como estrategia colaborativa es totalmente complementaria a las 3F’s y las otras formas de financiación.

El crowdfunding es una forma directa de financiar proyectos o startups con la suma de aportaciones individuales mediante una plataforma digital. El creador/emprendedor que busca financiación cuelga su proyecto en la web de la plataforma y su público, convertido en mecenas, sponsor o inversor recibe recompensas (en forma de producto, servicio, experiencias, rentabilidad o acciones,...) a cambio de las aportaciones que realiza.

Este nuevo fenómeno de financiación colectiva nace en Estados Unidos con mucha fuerza hace unos tres o cuatro años. El mismo Presidente Obama en sus campañas también utilizó el crowdfunding para la financiación de su campaña electoral.

En España, ante una coyuntura económica de crisis en la que se incentiva el autoempleo y emprendeduría, el crowdfunding responde a una necesidad por parte de emprendedores y startups de captar capital utilizando toda la potencia de las redes sociales para llegar a un máximo número de inversores.

¿Cuáles son los factores clave de éxito para aquel que decida que parte de la estrategia de captación de capital pasa por el crowdfunding? Básicamente son cuatro:

1- Tener un buen proyecto o startup con viabilidad empresarial que sea creativo, innovador, que responda a una necesidad contrastada de mercado.

2- Definir claramente la necesidad de capital y a qué se va a destinar el capital captado

3- Preparar la campaña de comunicación on line para dar a conocer el proyecto de captación mediante una plataforma de crowdfunding

4- Definir recompensas (producto, servicio, experiencias, acciones,…) atractivas y creativas para el que va aportar capital al proyecto

Las plataformas de crowdfunding utilizan las redes sociales como elemento clave para conectar a creadores o emprendedores y potenciales inversores con el objetivo de dar a conocer el proyecto empresarial y captar capital. Por lo que concentrar algún recurso interno o externo para gestionar las redes sociales es una necesidad para el buen fin de los objetivos.

El crowdfunding tiene muchas ventajas de ahí el éxito incipiente en el ecosistema emprendedor de nuestro país. Citaré algunas:

- Accesibilidad: el proyecto al estar en una plataforma en Internet permite ser visible 24/7 y 365 días/año

- Inversión con coste reducido para los creadores de proyectos

- Soporte web que permite una amplia comunicación a través de las redes sociales por su efecto multiplicador (viralidad)

- Permite al creador/emprendedor realizar test de capacidad de movilización clientes/inversores y de venta a su público objetivo

- Proceso abierto a todos, transparente y sin barreras

¡Ha empezado la nueva revolución de la financiación con el crowdfunding! Y no se va a quedar en un mero trending topic, sino que está siendo una alternativa seria a las otras fuentes de financiación más tradicionales.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad