Crèdit Andorrà se afianza como líder del Principado

05 de mayo de 2013 (17:00 CET)

El grupo financiero Crèdit Andorrà es un prodigio de solidez, prudencia y estabilidad, lemas que han inspirado a los gestores desde su fundición por un catalán universal llamado Rafael Termes.

Gracias a ello, la entidad atraviesa casi sin inmutarse la presente crisis del sistema financiero europeo.

Crèdit luce en el Principado un impresionante cupo de mercado del 33,6%, apoyado en la más extensa red de oficinas y cajeros. Desde hace años crece sin pausa y, lo que es más relevante, con rentabilidad.

El año pasado aumentó los recursos gestionados un 12%, hasta 11.300 millones y mantuvo el beneficio por encima de los 70 millones.

El Crèdit, bajo la batuta de Josep Peralba Duró, está extendiendo sus tentáculos a España.

En 2011 se hizo con el madrileño Banco Alcalá, que hace pocas semanas ha ampliado capital para dar entrada al histórico grupo catalán de servicios bursátiles y empresariales Riva y García.

Encabezan esta firma los hermanos Borja e Ignacio García- Nieto, quienes a su vez presiden dos prestigiosas instituciones barcelonesas, el Círculo Ecuestre y el Círculo del Liceo.

Forma el accionariado del Crèdit un ramillete de opulentas familias andorranas, entre ellas los Pintat, Casal y Reig.

Hasta 2006, el mayor lote –nada menos que un 46%– obraba en poder de La Caixa, pero ésta se vio obligada a vender abruptamente el paquete entero por “sugerencia” del Banco de España.

En representación de La Caixa desfilaron por el consejo del Crèdit en épocas sucesivas figuras eminentes como Juan Antonio Samaranch, José Vilarasau, Ricardo Fornesa, Isidro Fainé y Antonio Brufau.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad