Contra la consulta

Josep Huguet

06 de septiembre de 2014 (17:35 CET)

Tras la reflexión estival he llegado a la conclusión de que España y su estado presentan serias propuestas para hacer que los ciudadanos de Cataluña renuncien a la consulta para decidir un estado nuevo y qué democracia quieren construir.

Las propuestas de España son inapelables en los campos de la democracia, el estado del bienestar, la justicia, la transparencia, la libertad de expresión, la promoción de la identidad, la excelencia, la modernización, la proyección internacional, la igualdad, la historia ....

1. En democracia todo avanza hacia un modelo de democracia participativa bajo el principio de la subsidiariedad. No autorizan una consulta no vinculante, eliminan capacidad de autonomía y, por tanto, subsidiariedad a los municipios y cambian la ley electoral para favorecer a los partidos de siempre en las alcaldías.

2. En el estado del bienestar, mientras el aparato central llega a comprar deuda a interés cero, se continúa ayudando al bienestar de los ciudadanos haciendo recaer el doble de esfuerzo de contención deficitaria en las autonomías que son las que gestionan los tres pilares básicos del bienestar: educación, sanidad y servicios sociales. Y les imponen ounos intereses de usurero por el dinero avanzado, que de hecho es de los ciudadanos.

3. En justicia, demostrando la perfecta separación de poderes, la fiscalía persigue a los delincuentes que han roto el pacto de sangre de la oligarquía en la transición, mientras protege a la familia real y a los oligarcas adictos al régimen. España lidera los rankings europeos de lucha contra el fraude, pero empezando por el final. 

4. En transparencia, superan los estados federales que publican reiteradamente las balanzas fiscales por métodos científicos homologados internacionalmente, inventando un método basado en la ocultación y la elaboración ad hoc de los resultados, para ratificar el modelo de expolio del aparato central y las autonomías subsidiadas.

5. En libertad de expresión, somos un ejemplo mundial. Toda la prensa escrita de la capital y de la mayoría de las capitales de provincia está en manos de grupos que deben alguna concesión al Estado o viven de las subvenciones de éste y de la publicidad de las grandes empresas de la casta, surgidas de la privatización a dedo de las antiguas empresas públicas franquistas. Y cuando los directores no responden al dictado, se les fulmina. Los "rojos y separatistas" reciben un tratamiento ecuánime y exquisito en estos medios.

6. En promoción de la identidad, dan cien vueltas al modelo suizo, belga o canadiense en cuanto a la promoción interna y externa de la diversidad lingüística y cultural. Con la ley Wert y las políticas de Bauzá y Fabra de supremacía del castellano, España lidera la tolerancia a la diversidad. También en este caso empezando por el final de la lista. Hay que recordar las prohibiciones de las embajadas de Ecuador y de Holanda en sendas conferencias culturales, la última sobre la novela Victus en el Instituto Cervantes de Utrech.

7. Excelente en excelencia, después de haber liquidado en seis años todas las líneas estratégicas de apoyo a la investigación y la innovación y haber retrocedido unos cuantos dígitos en los rankings internacionales. Será nombrado comisario europeo de innovación un español terrateniente que impone las políticas "por cojones": Cañete. Mientras nuestros doctores/as en paro están en institutos de fuera o vendiendo salmón en las paradas de Bergen e incluso trabajando de camareros en la City.

8. La modernización es espectacular. Modernización sin desarrollo, es decir, insostenible. Se han producido muchos recortes en servicios sociales. Pero no se han paralizado ninguno de los faraónicos e inútiles planes de trazado del AVE, los aeropuertos que acabarán convertidos en hipódromos; y la perpetuación del modelo concentrado de gestión aeroportuaria, insólito en Europa. ¡Mira si somos modernos!.

9. La proyección internacional es creciente. Las sandeces de las primeras espadas. Felipe fardando ante Europa y teniendo que recibir una colleja de Shmit; Aznar, el de los pies en la mesa de Bush; Zapatero diciendo que íbamos a superar a Francia; y ahora Rajoy y de Guindos diciendo que gracias a España, Europa no entra en recesión. Y la marca España presentándose la mundo como siempre: jamón jabugo y flamenco.

10. La igualdad ha ido a más. Encabezamos el índice, tras Gran Bretaña, pero empezando por el final. Treinta años de democracia y los índice de Gini que calculan la distancia entre los más ricos y los más pobres no se han movido en todo el Estado; y han empeorado en los últimos años. Y en las autonomías que partían de una situación más igualitaria, las mediterráneas y productivas, el modelo de expolio fiscal las ha hecho retroceder también.

11. Incluso España encabeza la lista de países en el tratamiento de su historia. Después de Camboya, El estado del mundo con más fosas comunes para investigar es España. La ONU ha amonestado al Estado para que ponga medios y recuperar así la memoria histórica que también incluye los crímenes a la humanidad cometidos por el franquismo. Los sucesores son los que mandan de hecho en España.

Con tantas razones opuestas a la consulta, que cerca de un 80% de catalanes quisiera que se les hiciera sobre este estado y modelo de democracia, yo, de ustedes, iría a aumentar el millón de manifestantes que se prevé en Tarragona bajo un lema un tanto contemporáneo (de los carlistas de finales del XIX) como "recuperen la cordura y la bandera".

Y, sobre todo, con un programa español como el de estos 11 puntos anteriores --y me he quedado corto--, es evidente que: "mejor unidos". ¿O era "mejor hundidos"?
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad