¿Compro?

Sin título

10 de febrero de 2009 (11:09 CET)

En el último año, numerosos conocidos y desconocidos me han preguntado: “¿ha llegado ya el momento de comprar una vivienda? Hasta hace poco, mi respuesta siempre ha sido la misma: “no, espera”. No obstante, ahora mi contestación sería diferente. El precio medio seguirá cayendo en 2009 e, incluso, en algunas localidades también en 2010. Sin embargo, en determinadas promociones casi ya ha tocado suelo.

En la actualidad, en muchas ubicaciones, el precio de la vivienda en términos reales se sitúa a un nivel similar al observado en 2003. Hace un par de ejercicios no existía ningún “chollo”, un año atrás escasas oportunidades; en cambio, ahora son numerosas. No sólo en las localidades turísticas, sino también en las principales ciudades catalanas. Así, por ejemplo, en Barcelona se pueden encontrar viviendas nuevas con descuentos de un 40% respecto hace dos años, así como pisos usados en Gracia y Sants en torno a los 2.400 € / m2 y en el Eixample por debajo de los 3.500 € / m2.

No obstante, si quiere comprar una vivienda, no se le ocurra aceptar el precio que le piden, por interesante que le parezca. En el último año, casi ninguna vivienda se ha vendido por el importe fijado, sino que prácticamente siempre el vendedor ha tenido que estimular al comprador con un descuento adicional. Excepto en los “chollos”, la rebaja más usual efectuada es del 10%, sin embargo, ésta puede ser superior si el piso pretendido forma parte de una promoción casi vendida en su totalidad o es propiedad de más de un heredero..

En 2009 la vivienda no sólo será más barata debido a la bajada de su precio, sino también por la gran caída del tipo de interés. En septiembre de 2008, para las nuevas hipotecas, éste se situaba alrededor de un 6,25%; en el mismo mes del actual año, probablemente lo haga en el 3,25%. Si así sucede, para un crédito de 200.000 € a 40 años, el ahorro observado en la cuota hipotecaria será de un 34,38%. Si a éste se le suma la rebaja observada en el precio, es probable que en septiembre de 2009 a una familia le cuesta mensualmente la adquisición de una vivienda un 40% menos que un año atrás.

No obstante, si decide comprar, hágalo para mejorar su calidad de vida o incrementar su patrimonio, pero no intente especular. Difícilmente, en la próxima década, el precio de la vivienda volverá en términos reales al nivel de finales de 2006.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad