Citizenfour

22 de octubre de 2014 (19:41 CET)

En junio de 2013, la cineasta Laura Poitras y el abogado y periodista Glenn Greenwald volaron a Hong Kong para reunirse con Edward Snowden, administrador de sistemas y especialista en informática, y antiguo empleado de la Agencia Central de Inteligencia (CIA).

Durante los encuentros con Snowden, Poitras filmó varias conversaciones que han aparecido en el esperado documental Citizenfour, un film único, que mas parece una novela de Ludlum o del gran Tom Clancy que un hecho de la vida real. Citizenfour trata sobre la industria de vigilancia post 11S y cuestiona el aparato de inteligencia secreta estadounidense

Citizenfour está producida por Laura Poitras y el famoso productor y director Steven Soderbergh. Soderbergh es el aclamado director de películas de envergadura como Erin Brockovich, Traffic y Contagion.

El hecho de que Soderbergh esté envuelto en el proyecto indica un imprimátur de categoría, seriedad y prestigio para el film. Cabe recordar que la película Erin Brockovich causó sensación en Estados Unidos y marcó un antes y un después en la conciencia estadounidense en temas tan importantes como la defensa del medioambiente, el proceso legal y el papel del ciudadano en la protección del bien común y de la sociedad. Erin Brockovich, un personaje de la vida real, fue interpretada por Julia Roberts, quien ganó el Oscar por su interpretación en el film

Citizenfour se estrenará en Estados Unidos el día 24 de octubre. Está previsto que marque época, tanto por el contenido del documental como por el respaldo de la casa distribuidora Radius, brazo corporativo y parte del gran estudio cinematográfico The Weinstein Company (TWC), dirigida por los famosos hermanos Harvey y Bob Weinstein.

The Weinstein Company produce películas de mucho prestigio, amplitud intelectual y vanguardia para el mercado norteamericano, de alcance global. 

Citizenfour es importante políticamente. Según reporta The New York Times, este film no sólo está respaldado por pesos pesados de la industria cinematográfica hollywoodiense tales como Soderbergh y Weinstein, pero también por Richard Plepler, el director ejecutivo de HBO, el canal de televisión por cable y satélite de mas prestigio en EEUU.

El respaldo de Plepler es importante. El respaldo al proyecto no sólo proviene de Hollywood, sino también del eje cinematográfico e intelectual de Nueva York. The New York Times indica que este apoyo por parte de personajes que antes avalaron públicamente al presidente Obama puede indicar un serio cambio en el nivel de apoyo de la industria cinematográfica hacia el 44º presidente.

El cambio de apoyo es considerado como reflejo de un movimiento naciente y entusiasta de intelectuales digitalmente alfabetizados, con un profundo sentido civico, a la vez orgulloso de, y no limitado por, las fronteras nacionales. Un movimiento entusiasta de una nueva inteligencia de todas las edades y nacionalidades, cuya característica principal es la solidaridad y la amplitud de pensamiento.

Es importante recalcar que dentro de la industria cinematográfica hollywoodiense hay una clara tradición de activismo y conciencia cívica muy admirada por la sociedad norteamericana. Directores notables como Oliver Stone, Michael Moore y Steven Soderbergh son algunos de los pesos pesados del cine que brillan por defender la libertad de expresión como derecho universal y por traducir para la sociedad moderna las verdaderas estructuras del poder.

Citizenfour es el nombre del alias que Edward Snowden utilizó para contactar inicialmente a Poitras y a Glenn Greenwald. Snowden sigue estando en Rusia mientras solicita asilo político en diversos países.


Abogada estadounidense, doctorada en jurisprudencia norteamericana

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad