Cierra la planta de biogás de Ros Roca Group por los recortes a la cogeneración

21 de octubre de 2014 (19:09 CET)

Ros Roca Group ha echado el cierre definitivo a la planta de cogeneración y depuración de purines que tiene en el municipio soriano de Langa de Duero. La sociedad que lo explota, Langa de Duero Enercorr XXI, ha presentado concurso de acreedores ante los juzgados mercantiles de Lleida e irá a la liquidación.

La instalación se levantó hace 13 años. Incluye una planta de cogeneración eléctrica, que transforma los purines en biogás. La firma venía depurando 300.000 metros cúbicos procedentes de granjas de Soria, Segovia, Burgos y Aranda de Duero.

Langa de Duero Enercorr XXI dio resultados positivos desde su nacimiento, hasta 2013. Este último año facturó 18,3 millones, con un beneficio de 1,8 millones. Pero los cambios normativos introducidos por el Gobierno han recortado drásticamente las primas a la cogeneración y, además, con efectos retroactivos.

El corolario es que la planta ha dejado de ser rentable. De hecho, con la nueva regulación, el negocio resulta ruinoso. Es el mismo final que han sufrido las 30 plantas existentes en España. Todas ellas han cerrado o han suspendido pagos.

“El Gobierno ha desatado un problema muy grave, porque los purines ya no se pueden tratar y depurar --explican fuentes de la empresa--. Su alto poder contaminante supone un peligro para la salud”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad