Caixa Girona juega con fuego

Sin título

11 de marzo de 2010 (12:54 CET)

La decisión de Caixa Girona conjuga a la vez lo peor de las cajas de ahorros, su subordinación a los intereses políticos y los intereses locales, con una inoportunidad manifiesta. No es de recibo que después de muchos meses de negociación, que ha paralizado la actividad de estas entidades en perjuicio de los ciudadanos, a última hora y cuando el proyecto debía ser aprobado por Bruselas, Caixa Girona, por impulso político, el Director General se ha abstenido, haya cambiado de criterio por razones que, en todo caso, tuvieron que expresarse antes de iniciar el proceso. El voto negativo de los miembros del Consejo afines a ERC y CiU, que parece que han cambiado de opinión en el último momento, sólo se explica en función de intereses políticos y presiones de empresarios locales que ya habían manifestado su preocupación por que los centros de decisión se alejaran de su ámbito de influencia.

En unos momentos de crisis económica, en que los problemas de las entidades financieras en general, y de las cajas en particular, repercuten en el conjunto de... Leer más...
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad