Caga tió

Josep Huguet

20 de diciembre de 2014 (20:05 CET)

Por Nadal, la tradición catalana hace emanar de un tronco agujereado, cerca del hogar, una serie de regalos sorprendida. Lamentablemente, el Caga tió político y social del país se asemeja a aquel de los parientes poco imaginativos que cada año regalan un libro, unos calcetines o una ropa interior, aconteciendos previsibles. Abrimos los paquetes compartidos de la Navidad 2014, y ¿qué encontramos?

En el campo económico próximo, las fortalezas y amenazas de siempre. En positivo, nos anuncian hace poco que aumentan un 8,7% interanual las exportaciones de alta tecnología durante el tercer trimestre en Cataluña. Se hace público el nuevo programa de la Universitat de Girona Focus para mejorar la cooperación en I D. En negativo, el mismo día del Maratón de TV3, Josep M. Piqué, director del Hospital Clínic afirma que "como el resto del país, somos excelentes en búsqueda, no en innovación" y que las investigaciones de aquí son aprovechadas por empresas extranjeras. Otro dato proporcionado por Xavier Ferràs: al ritmo de crecimiento actual de la inversión en I D/PIB en Cataluña, llegaríamos al objetivo europeo el 2116; y al nivel actual de Corea del Sur en 2139.

En el paquete político catalán, avisaba ya hace días de la necesidad de que la agenda del proceso vuelvan las propuestas de regeneración democrática, economía alternativa y justicia social. La encuesta del CEO sólo hace que corroborarlo y por lo tanto la necesidad de la pluralidad de opciones políticas. Aun así, ya salen los Mesías habituales culpando indiscriminadamente a las cúpulas de los partidos y del ANC de la supuesta parada independentista, que sólo se refleja en la pregunta referendaria, no en los resultados electorales que son cada vez mejores. La carta de Duran atizando el desprecio y la denuncia de ganas de poder de ERC y la ANC, y su apoyo al plan de Mas, es una inestimable aportación clarificadora que podría responder al título de aquel film de Jerry Lewis Dónde está el frente.

El paquete del talante del Estado con Cataluña también contiene un regalo reiterado. A pesar de estas vacilaciones catalanas, la maquinaria del Estado consigue siempre devolvernos la brújula. Margallo, con una obsesión enfermiza por internacionalizar la cuestión catalana. Cospedal declarando que "la situación de Cataluña es beneficiosa para otras regiones como pasa con los vinos espumosos de Castilla-La Mancha ante el cava". O Montoro, con aquella cara de Christopher Lee, anunciando que el vampiro que continúa chupándoles la sangre a los catalanes, nos regala una rebaja del tipo de interés que nos cobraba, para hacernos un préstamo de plasma. Y con la cirereta final, de la guerra sucia y la descalificación étnica del candidato españolísimo a la presidencia de la CEOE, Joan Rossell, que gana por los pelos, 33 votos.

En el paquete Estado-casta, encontramos las declaraciones de la vicepresidenta Soraya quitando importancia a la corrupción y alegando que todo el mundo lo es. La continuación de la purga de jueces poco mansos. Y ahora la crisis de la fiscalía. En esta obra con el cartel Derribos del Estado de derecho firmada por Rajoy y Fernández asociados, sólo falta añadir "Perdonen las molestias, estamos consolidando el Estado-Casta". Este Estado-casta que ha reactivado todos sus enemigos históricos: los demócratas periféricos convertidos en separatistas, los luchadores sociales convertidos en rojos chavistas y ahora, cuando faltaba el ingrediente terrorista, se lo endosan presuntamente a grupos anarquistas. Pastel acabado. Aroma de los años 30. Pero estas maniobras no resuelven nada de fondo, en la semana que se anuncia, según Càritas de Barcelona, que la pobreza se cronifica y castiga las familias con hijos. 

Abriendo el paquete internacional, sí que hay indicios de cambios que pueden llegar a ser trascendentes, en bien y en mal. Histórica la decisión de Obama de acabar con el bloqueo en Cuba. A pesar de las protestas de los ultras de Miami y las fanfarronadas del régimen castrista, es la única vía para que la sociedad cubana asuma el liderazgo de una transición necesaria. Porque si no, las cosas, una hora u otra, acaban como Rumanía hace 25 años, en las manifestaciones de Timisoara que liquidaron la vida y el régimen del dictador Ceaucescu.

En este sentido, Rusia que no ha acabado de hacer limpio de su pasado dictatorial zarista y estalinista, ha vivido con el putinismo un espejismo de recuperación de músculo con una economía de nuevos ricos que viven de la exportación de materias primas. Por eso, cuando al boicot por Ucrania se suma el colapso de precios del petróleo propiciado por los árabes con finalidades no precisamente altruistas, se vuelve a contemplar los pies de barro de este gigante de economía, literalmente e integralmente, extractiva.

Déjenme acabar con un paquete interplanetario. La sonda de Marte ha detectado emanaciones de metano de fuente desconocida. Con este dato se va confirmando la probabilidad de vida orgánica en otros rincones del universo. O quizás cada vez más tendremos que hablar de multiversos. Entreténganse estas fiestas con la película Interestelar. A veces espero que, como mínimo, haya vida inteligente en otras galaxias.

Felices Navidades. Y que el tió casero sea más benigno.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad