Caen ventas y beneficios en los restaurantes Tapa Tapa-Mussol

17 de octubre de 2013 (21:53 CET)

El grupo de restauración propiedad de Artemi Nolla Furriol también nota la crisis, como cualquier hijo de vecino. Posee 25 restaurantes en Barcelona, todos ellos en ubicaciones muy céntricas, así como en el aeropuerto de El Prat, con una plantilla conjunta de 650 personas.

El repertorio de marcas comerciales incluye Tapa Tapa, Mussol, La Botiga, Citrus, Qu-Qu y Txapela
, entre otras. Todas ellas se cobijan bajo el pabellón común de AN Grup.

El conjunto de estos establecimientos arrojó el pasado año unos ingresos consolidados de 47,7 millones de euros, con mengua de un 5,2%. En punto a resultados, el grupo registró un flujo de caja de 5 millones y el excedente final se movió a la baja, de 1,5 a 1,2 millones.

El grupo de Artemi Nolla escritura 24 millones en recursos propios y su tesorería oscila en torno de los 13 millones. El año pasado, las sociedades integrantes del conglomerado desembolsaron más de 6 millones en alquileres de los locales. Para el año que ahora corre, Nolla cifra sus expectativas en mantener las ventas y los resultados.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad