Caen las ventas y beneficios de Decathlon

02 de octubre de 2013 (21:29 CET)

La red de tiendas de Decathlon España, de capital francés, también nota la crisis, pese a que los precios de sus artículos tienen fama de ser muy contenidos. Meses atrás, los gestores anunciaron una serie de medidas de ajuste. La propuesta suponía congelar el salario de sus 12.000 trabajadores durante tres años, elevar la jornada laboral en 25 horas anuales y suprimir algunos extras. Todo ello, con el propósito de comprimir al máximo los gastos ante la flexión de los ingresos prevista para los próximos años.

En realidad, la facturación ya cayó en 2012. El descenso se cifró en el 3,6% y redujo las ventas a 1.338 millones de euros. El beneficio experimentó un retroceso mayor, del 5%, al pasar de 102 a 97 millones.

Decathlon España escritura cerca de 200 millones en recursos propios y cuenta con un centenar de tiendas. La red se enriqueció el pasado mes de agosto con un centro en Extremadura y tiene obras en marcha en Ciudad Real y Canarias, entre otras ubicaciones. A la vez, cerró la tienda de Calatayud, de 3.000 metros cuadrados, cinco años después de inaugurarla, ante las pérdidas de explotación que arrojaba el negocio.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad