Brufau, ¿un lastre para Repsol?

stop

El jefe de La Caixa suple la vía negociadora ante Argentina

22 de abril de 2013 (19:50 CET)

Isidro Fainé viajará próximamente a Argentina para reunirse con la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Pretende limar asperezas y tratar de llegar a unos pactos que pongan fin al litigio entre Repsol y dicho país por la arbitraria incautación de YPF. Será su tercer encuentro en pocos meses.

Las conversaciones han ido avanzando gracias a la mano derecha y el buen hacer de Isidro Fainé, siempre partidario de negociar, incluso hasta la extenuación, cuando hay un conflicto por medio. El líder de Grupo La Caixa es de los que piensan que más vale un mal acuerdo que un buen pleito.

En este caso concreto, con un Estado involucrado, el contencioso puede alargarse ad calendas graecas.

La iniciativa de Fainé topa con un problema de ardua solución. Ocurre que en Argentina no quieren ver ni en pintura al presidente de Repsol, Antoni Brufau. Por lo que tildan de formas intransigentes y desconsideradas, doña Cristina le ha puesto un veto irrenunciable.

A Fainé se le presenta un doble trabajo: el de negociar con la presidenta y el de bregar con el mandamás de la petrolera española, obstinado en doblegar a toda costa la voluntad de la primera mandataria argentina.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad