Bazar el Regalo deviene sociedad de cartera tras cerrar sus 30 tiendas

07 de enero de 2014 (19:30 CET)

El título social de Bazar el Regalo, con sede en Sant Joan Despí (Barcelona), ya no representa su actual actividad. Hace año y medio, la empresa cerró las 30 tiendas de electrodomésticos y electrónica que regentaba y abandonó para siempre el negocio de tipo comercial que la vio nacer.

En sus buenos tiempos antes de sobrevenir la crisis, Bazar el Regalo llegó a contar con 80 tiendas y alcanzaba una facturación de 120 millones. Previamente había echado la persiana la cadena de joyerías Oro y Hora, del mismo grupo, que llegó a disponer de 15 establecimientos y también sufría los efectos de la recesión.

Tras cesar en sus negocios de distribución, la entidad se configura ahora como tenedora de acciones de otras empresas. Entre ellas figuran dos que poseen vastas fincas de olivares en Jaén y Badajoz, y se dedican a producir aceite.

Así mismo es titular de un centenar de locales comerciales. Parte de ellos estuvieron ocupados en su día por las propias tiendas, pero los ha arrendado a terceros tras el cese de actividad.

Bazar el Regalo atravesó años atrás por un grave problema fiscal. En 2000, tras cuatro años de inspección, Hacienda le extendió unas actas por la friolera de 57 millones de euros. La sociedad provisionó hasta el último céntimo y acto seguido presentó un recurso contra la resolución del fisco, de la que discrepaba radicalmente.

El asunto llegó al Tribunal Supremo, que en 2011 le dio toda la razón. La sentencia determinó que la entrada y registro se realizaron sin mandato judicial y en consecuencia son ilegales y nulos.

Bazar tiene de accionista mayoritario a Ángel Santiago Clavero, oriundo de Málaga. El pasado ejercicio, la empresa obtuvo unas ganancias de 3,9 millones de euros y los fondos propios se situaron en 33 millones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad