Ayuda del Automovilista suspende pagos

06 de febrero de 2014 (20:30 CET)

Un juzgado mercantil de Madrid ha decretado el concurso voluntario de la empresa ADA Ayuda del Automovilista. La firma tiene más de 40 años de existencia. Nació en 1969 para prestar asistencia a los conductores, un negocio similar al del Racc catalán.

Corriendo el tiempo, los servicios de ADA se extendieron a la asistencia jurídica y la comercialización de pólizas de seguros. Estas actividades, de momento, no se han visto afectadas por el percance de la casa. También se afilió a la organización multinacional del ramo International Assistant Group, a fin de brindar auxilio en el extranjero a sus asociados.

El grupo está presidido por Víctor Montes Argüelles. Cuenta con una filial en Portugal, ADA Portuguesa, que ofrece los mismos servicios que su matriz madrileña.

Ésta atravesaba desde hace tiempo una fase de persistente declive, que le ha llevado a perder buena parte de su cartera de clientes y dos tercios de su facturación. El juzgado ha acordado mantener las facultades de los administradores, aunque sometidas al imperio del administrador concursal.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad