¡Ay!, esta Europa se rompe

14 de julio de 2015 (08:30 CET)

No tiene fácil arreglo lo de Grecia. Semana larga y, nada. Alguien debería tener alguna idea. Pues no lo parece. Alemania y Grecia se tocan por los extremos. Merkel y Tsipras ya no se soportan. Mala pinta tiene esto.

Entonces, ¿qué hacemos con Europa? ¿Para qué sirve la Unión Europea? Para el primer traspiés serio no tiene soluciones. Vamos a peor. Si Grecia acepta reformar su sistema fiscal y administrativo, a Alemania no le quedará otra que aliviar la deuda helena. ¿Están dispuestos a hacerlo? Habrá que verlo el miércoles, cuando se cumplen los tres días de prórroga dados por la troika. No tiene esto buen aroma.

¿Y cuál es la solución? Cabezas tiene la UE para buscar soluciones. Aunque lo mismo sólo tiene estómagos agradecidos. Y viejos jubilados que no se han enterado que estamos en el siglo XXI. Lo normal es que Grecia permanezca en el euro. Eso del Grexit, como que no suena bien. Parece política. Y este problema necesita soluciones económicas. ¿O no? Porque a lo peor no van por ahí los tiros y estamos haciendo castillos sin base.

¿Grecia se va del euro? Pierden los dos. Bancarrota para Grecia. Y de la UE pasaríamos a dudar todos los europeos. El euro ya no sería la misma moneda. Su desplome alarmaría incluso a los ricos y poderosos. ¿Y los ciudadanos griegos? Les va a dar igual. Sacrificados. De una forma o de otra, ellos lo van a pagar. Ya lo están pagando. Y a partir de ahora, más. Porque Tsipras se ha rendido. Ha aceptado las duras reformas y a seguir. Se ha evitado el Grexit. Veremos qué ocurre.

¿Cómo estaba la situación? Dicen que Francia e Italia estaban a favor del acuerdo. Pero ellos no lo pregonan. Los franceses no se mojan ni debajo del agua. Siempre fue así. Italia ayudaría. España no cuenta. Parece. Alemania se lo pensó mucho. Dura. Presiones en el partido (CDU) y en el Bundestag.

Tuvo que ceder. ¿Y si no hubiesen llegado a un acuerdo para un nuevo rescate? Mejor no pensarlo. Hubieran llamado a Obama. O replantearse la Unión Europea. Mucho nacionalismo. Muchas opiniones. Y dispares. ¿Dónde está el Tesoro de la Eurozona? ¡Ah!, no hay. Pues para estos casos debería haberlo. Ya hay trabajo. A fundarlo.

Después ya se verá si se unen las políticas de cada país en una sola. Defensa, política exterior, inmigración, energía, educación, sanidad… Para. Deja de soñar. Estas temperaturas también afectan. Europa Federal. Un sueño. Y los sueños raramente se ven realizados. Pudiera darse una vez. Aunque sólo fuera una vez. Despertamos.

Teníamos claro que Grecia no podía irse del euro por rollos geopolíticos. ¿Qué hubiera dicho Obama? Lo mismo retiraba las bases. Ja, ja. De risa, ¿no? A sufrir. El futuro será duro. Primer problema superado para la UE. El próximo ¿cuándo? Al amanecer. Y sucede que siempre amanece por Grecia. Causalidad.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad