Así manda ERC: Catalunya tendrá al fin presupuestos y más impuestos

04 de noviembre de 2013 (13:28 CET)

El gobierno de los mejores, el más business friendly, el Govern de la Generalitat, al fin, presentará ante el Parlament en las próximas horas un proyecto de ley de Presupuestos para 2014. Se trata de las cuentas públicas más costosas de elaborar. Ha sido necesario más de un año para que la iniciativa tenga visos de prosperar.

Un gobierno sin unas cuentas públicas es como un jardín sin flores. En Catalunya, en cambio, somos capaces de eso y de más. El Ejecutivo de Artur Mas ha gobernado 2013 con un presupuesto prorrogado y un lío monumental en las finanzas públicas de Andreu Mas-Colell. No pasa nada, la trascendencia de la situación política lo requería... o no.

ERC, que es quien manda de veras, ha decretado que en las cuentas de 2014 se van a añadir algunos impuestos. Es pura necesidad para congraciarse con su nomenclatura. Un nombre en el que no acaba de quedar claro si Esquerra va delante de Catalunya o al revés. El orden de los factores sí altera el producto en este caso. Sus impuestos quieren dejar claro que son un partido progre frente a la derecha tradicionalista en la que coinciden con el asunto nacional. Por eso, el año que viene las herencias volverán a pagar impuestos a partir de determinadas cuantías. Cosas de clases medias y viudas adineradas, deben pensar los de Junqueras.

A CiU le da lo mismo. En su programa electoral había un compromiso claro con los votantes de eliminar el impuesto. Lo incumplen porque de lo contrario ERC les dejaría caer en el Parlament y la torta que se pegarían Mas y los suyos sería de aupa. No se sorprendan, no son los únicos que incumplen. Miran a Madrid, que tiene la culpa de todos los males, y dicen: Rajoy también ha subido los impuestos en contra de su programa electoral. Y ya se sabe: mal de muchos...
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad