Artur Mas necesita un buen polvo

17 de diciembre de 2013 (12:33 CET)

Luego de ver el masaje-entrevista a Artur Mas en la televisión pública catalana --y esperando que no haya menores leyendo esta columna-- lo único que me ha quedado claro es que al President le hace falta un buen polvo. Según dice, entre sonrisas, le “presiona el ambiente”. El pobre hasta pensó en dejarlo, pero como un héroe televisivo se mantiene al frente del pueblo catalán.

Quizá por eso se ha despistado cuando al decir que Catalunya está a la cabeza de la educación. Olvidó que precisamente Catalunya es la autonomía con mayor fracasó escolar y más nivel de abandono de España. Quizá también se despistó cuando comentó que no era bueno que los ciudadanos supiéramos “sus cartas e intenciones con el referéndum”. Claro, ¡hemos de votar sin tener ni idea sobre qué hay detrás!

Más ridículo ha sido el momento de “no explicar” cómo se contabilizará el referéndum. Empezar la entrevista diciendo que no sabe aún cómo se contará es como contratar a alguien y no decirle en qué condiciones trabajará. Ha recordado el 'avui no toca' de Jordi Pujol.

Tampoco ha estado lúcido cuando ha asociado a las pymes con el fraude. Al megaproyecto de Tarragona “le bajaremos impuestos” según insinúa porque allí no hay fraude. Donde se halla es en las pymes. Eso sí, también en las españolas, algo común por lo visto. Eso le ha abierto, además, el tópico de la mala gestión de España. Claro, mientras que Catalunya es un ejemplo mundial de transparencia y cumplimiento...

Según parece, el mundo entero y Europa en particular no entienden a Rajoy, pero si a Mas. Con todo eso, más las alusiones a la “sociedad civil citada”, ha habido momentos en los que he pensado que habían cambiado el día del programa Polònia de los jueves a los lunes. Al final me he dado cuenta que no es un problema de horarios, ni tristemente de humor. Sino simplemente una cuestión tan vulgar como el sexo. A este hombre esto le va grande, y como decía al principio quizá necesite un buen polvo para regresar a la realidad. Supongo que hasta se presentarán voluntarias...


Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad