Animación

02 de diciembre de 2012 (16:04 CET)

La euforia que hemos visto en Estados Unidos durante el último Black Friday para acaparar productos de las grandes superficies por Acción de Gracias contrasta con el ambiente pesimista que rodea la situación económica en nuestro país. Las fiestas que unen a los miembros de la familia norteamericana en actividades de reencuentro alrededor del tradicional pavo, se acompañan con las ofertas en precio de los establecimientos comerciales que este año han alcanzado records históricos.

Con un aumento del 10%, casi 250 millones de compradores visitaron tiendas on line y tradicionales durante todo el fin de semana de locura compradora, con una media de gasto de 423 dólares por comprador (un aumento del 6% respecto al año pasado). La concentración de compras en pocos días y la euforia por ser los primeros en aprovechar los descuentos, situó en casi el 30% de estos compradores en la madrugada del Black Friday, cuando el año anterior fue el 25%. La ropa y accesorios concentraron las compras de casi el 60%, que también --casi el 40%-- adquirieron libros, juegos electrónicos y juguetes. El 15% objetos de joyería.

A la espera del qué nos pasará con las compras en diciembre, el 30 de noviembre se celebró la gran donación organizada por el banco de los alimentos. Gracias a la iniciativa, 1.400 toneladas se repartirán entre las personas que más lo necesitan. Esta loable acción se da en un contexto económico desfavorable, donde los indicadores comunes como la bolsa y la prima de riesgo y la paridad del euro y el dólar tienen comportamientos inestables con momentos puntales de mejora y después de recaída a zonas de enfermedad grave por el dinero que mira a nuestro país. Ni la amnistía fiscal, ya terminada, ayuda a que el inversor esté tranquilo en España. De todos modos, ahora nos encontramos ante el periodo navideño y de fin de año, y eso siempre sirve para animar la actividad comercial y empresarial. Algunos ejecutes de las grandes empresas aceleran su actividad de gasto antes de fin de año para no perder la partida que de forma conservadora, no han gastado.

El primer año en que las rebajas tendrán un carácter desconocido ante las peleas legislativas y competenciales sobre la materia entre el estado central y las autonomías, algunas empresas aplicarán descuentos agresivos para atraer la clientela. En este contexto de crisis, importa más vender que mantener el margen y el foco es la animación.

Algunas estadísticas estiman el gasto medio que habrá en estas fechas, siguiendo la tendencia de caída del consumo, en 360 euros para este año (-4% respecto al año pasado). El INE nos recuerda de nuevo que las ventas no paran de caer (-8,4% anual en octubre) y que por tanto cualquier cifra positiva, por pequeña que sea, será noticia. La animación que nos falta también se da en América Latina en cifras de crecimiento en torno al 4% según el FMI, gracias en parte a la aplicación del Consenso de Washington en el que se sentaron las bases para la solución del deuda exterior y la estabilidad a través de la transparencia. La mentalidad de emprendimiento da resultado cuando tiene un soporte pactado que hace crecer los proyectos y las actividades.

En cambio, la competitividad de las empresas no encuentra el adecuado contexto para apoyarse, cuando los debates post electorales insisten en mostrar la dosis de poder que se tiene y parece que se pierdan en una negociación interesada y alejada de la economía real y de la gente, que no apuntan (al menos directamente) al apoyo y al asentamiento de las bases de la recuperación de la economía. Por ejemplo, el resultado de las elecciones no impidió que la Generalitat de Catalunya bloqueara los festivos en los que se podrá abrir comercialmente para los próximos dos años, manteniendo su política del máximo de 8 días al año. Se esta el tipo de intervención que hace mejorar la economía? Parece que todavía no tenemos claro los objetivos.

En medio del debate monotemático y con pocas referencias a la necesaria consolidación del sector industrial, aparecen propuestas cercanas con el objetivo de acercar la empresa a la investigación. Lo podemos ver, por ejemplo el 4 de diciembre. Aquí se anima a los investigadores a mostrar sus proyectos a las empresas para acoger innovaciones de competitividad empresarial y avance social. Animar es el camino para la mejora.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad