¿Alguien ha visto a De Guindos?

31 de mayo de 2015 (21:33 CET)

Es que lo buscan. No, no, por nada. Sólo que como todavía es el ministro de Economía… por saber qué va a ser de España. No se sabe nada de él, oiga. Ni antes de las elecciones, ni entonces, ni ahora se sabe nada del ministro.

Lo mismo ya se fue a Europa. Por saber qué va a ser de los españoles. No, de los ricos, no. De los pobres. De los 13 millones en riesgo de exclusión social. La pobreza. Un asunto muy serio y que contradice la palabrería del presidente Rajoy. Y de su ministro. Que tanto crecer la economía española se va a romper los cuernos contra el techo. Contra el techo de la pobreza.

Hay estudios de eruditos económicos que contradicen al Gobierno. Y cantan los números. Que los salarios medios cayeron un 14%. Los salarios altos subieron el 5,3%. Será que buscan la igualdad. Lo que subo hacia arriba lo bajo doblado hacia abajo. Se baja mejor, siempre lo han dicho. Pregunten algún ciclista, por ejemplo al Kerry ese americano.

Los números son la bomba. Cantan. Da igual el número de papeletas que el número de gente en la miseria. Cantan que dan miedo. Y ante esto el ministro de Economía no tiene nada que decir. Que ha desaparecido. Hay que ver. Con lo chicharachero que era antes de entrar en el Gobierno. Tipo amable y hasta razonable.

Quería meter en cintura a la Cajas de Ahorros y a los bancos. Cuando la cosa se puso fea y hubo que rescatar a la banca dijo que ni un duro le iba a costar a los ciudadanos. Cierto. Ni un duro. Porque son muchos duros o euros. Muchos. Alrededor de 1.300 euros nos ha costado a cada uno, hasta hoy. Y hemos recuperado una miseria. Vamos, que se va De Guindos a Europa y nos deja sin recuperar lo prestado a la banca.

Se cansó de decir que el rescate iba a ser gratis. Pues todavía nos debe a los ciudadanos unos 44.000 millones. ¡Vaya cifra! Sí, sí. Ya lo admite desde el BCE al Banco de España. Que lo gobierna, el BdE, un tal Linde. Sí, ¿no se lo cree? Pues créaselo. El que montó el numerito del Banco Madrid. El desastre. Un perfecto inútil. Del nivel del anterior, un tal Mafo. Pero ahora está Linde y es a quien hay que pedir responsabilidades. Y que se vaya ya a su casa antes de que lo echen a gorrazos. 

Pero claro, De Guindos no está. Ni se le espera. Y a pesar de la advertencia ciudadana al Gobierno, él no se da por enterado. Las cajas de ahorros en quiebra y sus presidentes disfrutando de la misma. Y ni el Sareb, que se ha gastado más de 2.000 millones; ni Linde, que lo que busca es terminar su gobierno en el BdE y cobrar lo inmerecido; ni De Guindos que busca irse a la UE a despedazar la Unión, se han dado por enterados.

A vivir, que son dos días. Para estos. Para los 13 millones de pobres son muchos días malos de miseria. Entre 2011 y 2013 se han dado las caídas de los salarios más pronunciadas. Disminuyeron el 7,8%. Y aumentaron las horas de trabajo. Menos sueldo y más horas de trabajo. Explotación laboral. Esta es la consecuencia del crecimiento que nos vende el Gobierno de Mariano. Y su ministro De Guindos, que está ausente. Ya está en Europa. Buen viaje.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad