Al Santander le sale rentable evitar la 'tentación cajera'

12 de noviembre de 2012 (14:07 CET)

El sistema financiero español está sufriendo una reconversión tremenda, consecuencia de que la economía está registrando una fortísima caída de actividad. Vamos hacia un país claramente más pequeño en términos económicos que, lógicamente, va a necesitar un sistema financiero más reducido, aunque las entidades financieras no se han sustraído de entrar en una espiral de fusiones y concentraciones con el objetivo de ganar tamaño, en la idea de que así se aseguran un puesto en el futuro. Un único banco --el Santander-- no ha entrado en ese juego y, por el momento, no ha caído en la tentación de comprar caja alguna, aunque por los datos de sus balances, es el que más y mejor está aprovechando el desplome de las cajas de ahorro.

Las grandes entidades han presentados la última semana la evolución en los nueve primeros meses del año y, en ellos, aparece con nitidez el actual estado del sistema financiero español. Así, los números dicen que el Santander se encuentra en las mejores condiciones en rentabilidad, calidad del riesgo y eficiencia; mientras que BBVA se consolida en el segundo puesto, aunque la brecha con el primero se va ampliando a medida que la crisis se hace más persistente.

De la lectura de los resultados presentados, cabe sacar las siguientes conclusiones:

Rentabilidad

Grupo Santander presenta un margen neto, o beneficio antes de provisiones, de 18.184 millones de euros, lo que supone un 1,398 de sus activos totales, que asciende a 1,3 billones de euros. BBVA está cerca en este ratio, 1,394, afectado por la integración de Unnim, que aporta más volumen que rendimiento. Dicho beneficio antes de provisiones del grupo que preside Emilio Botín es superior al que suman BBVA (9.000 millones de euros), La Caixa (2.586 millones), Popular (1.639 millones), Bankia (1.457 millones) y el Sabadell (970 millones). Aún le sobran 2.500 millones, en los que cabe todo el resto del sistema financiero.

Es fácil pensar que eso se debe a su expansión en el exterior, al enorme negocio que tiene en países como Brasil, México y Reino Unido. Sin embargo, la diferencia se agranda cuando se ciñe el análisis al negocio en España. Grupo Santander genera un beneficio antes de provisiones de 3.809 millones de euros, lo que supone una rendimiento del 1,15% sobre sus activos en España. BBVA genera un margen neto de 2.972 millones de euros en España, el 0,92% sobre sus activos. Del resto de grandes entidades, solo el Popular presenta un margen sobre activos de más de un punto, un 1,03%; mientras que La Caixa está en el 0,75%, el Sabadell en el 0,59% y Bankia en el 0,50%.

La capacidad de generación de resultados es la que pone de manifiesto qué capacidad tiene cada entidad para absorber mayores provisiones en el futuro si sigue el deterioro de la calidad del activo, en definitiva, si siguen aumentando los impagados, o de presentar mayores beneficios y, por tanto, dividendo.

Calidad del riesgo

Nuevamente aparece el Santander con la tasa de morosidad más baja de los grandes bancos, tanto si se toma la del grupo como la del negocio en España. El grupo de Botín tiene una mora del 4,3% en el conjunto y del 6,4 en España; que compara con un 4,8 del BBVA para el grupo y del 6,4 para España; y siguen el Popular (7,8%), La Caixa (8,4%), el Sabadell (8,5%) y Bankia con el desmadrado 13,3%. Si se analizan las provisiones que ha realizado cada entidad, nos encontramos con un panorama parecido, si vemos la letra pequeña.

Grupo Santander tiene provisiones realizadas que cubren el 70% de los morosos, cobertura que se queda en el 65% para el negocio en España. BBVA está en el 69% para el grupo y el 59% en España. La Caixa está en el 60% y el Popular en el 43,7%. Los datos de Bankia y el Sabadell son para tomárselos a beneficio de inventario, aunque por razones opuestas. Bankia dice que tiene una cobertura del 71%, producto de que provisiona lo que le parece, y da unas pérdidas brutales en espera de la inyección pública de 20.000 millones. El Sabadell presenta una cobertura del 15,7%, pero hay que recordar que tiene un esquema de protección de activos por el que el Fondo de Garantía de Depósitos se hará cargo de una parte importante de los fallidos de la CAM.

En este capítulo es de reseñar que durante varios trimestres, BBVA estuvo acusando a los competidores, especialmente al Santander, de esconder mora con la adquisición de inmuebles a los grandes promotores inmobiliarios. Lo cierto es que ahora nos encontramos con que BBVA tiene más mora que el Santander y también más inmuebles y no sólo por la integración de Unnim. Santander tiene 8.277 millones de euros en inmuebles adjudicados, y bajando, mientras que BBVA se ha colocado ya en 11.679 millones, de los que 8.400 son origen BBVA, y subiendo.

Eficiencia

El campeón en esta ratio sigue siendo el Popular, con un 43,8% y está en fase de mejora por el ajuste de costes con la integración del Pastor. Le sigue muy de cerca el Santander, con un 45,4%, después BBVA con un 47,4%, La Caixa con un 49,7%, Bankia con un 54,4% y el Sabadell con el 54,9%.

La tarea de cierre de oficinas y despidos que tienen por delante Bankia y Sabadell es descomunal. A Bankia le van a marcar el ritmo desde Bruselas y al Sabadell se lo va a determinar, aparte de lo que ya le ha pedido también Bruselas, la cuenta de resultados. Es curioso que en el imaginario público, el Sabadell le está ganando la partida al Popular. Al Sabadell se le ve como ganador en la reestructuración del sector gracias a que se ha tragado a la CAM con unas “subvenciones” del resto del sector que le valen para cubrir la ingente cantidad de tóxicos que ha incorporado con la compra de la caja levantina.

Ese mismo imaginario público ha colocado al Popular como un perdedor debido a la enorme ampliación de capital que tiene que hacer en las próximas semanas producto de las conclusiones del informe de Oliver Wyman. Sin embargo, cuando se comparan los datos del Sabadell con el Popular, el banco catalán queda en evidencia. Ambos bancos tienen números muy similares. Alrededor de 160.000 millones de activos, 110.000 millones en créditos y 80.000 millones de depósitos. Si lo vemos desde los medios, el Popular tiene 150 oficinas más, para un total de 2.280, y el Sabadell 1.600 empleados más, hasta 16.400. Pese a tantas similitudes de tamaño, el Popular genera un margen de intereses de 2.103 millones, que supera en más de un 50% al del Sabadell, que es de 1.380 millones. Esta diferencia se agranda cuanto restas los costes de explotación y vamos al mencionado beneficio antes de provisiones, que en el Popular suma 1.639 millones, que es casi el doble de los 970 millones del Sabadell.

A las puertas de un nuevo redimensionamiento del sistema financiero español y con los resultados del tercer trimestre, queda claramente de manifiesto que al Santander le está saliendo bien la jugada de no caer en la tentación del tamaño, de entrar en la golosa carrera de las compras aparentemente chollo en España. Cada día tratan de colocarle alguna operación, bien sea la compra de la red de Caixa del Penedés, del destrozado Banco de Valencia -que hace décadas fue suyo, del Central- o de las nacionalizadas en Galicia y Catalunya.

La pregunta es si esa filosofía la podrá mantener Botín y su equipo y aguantar las presiones del Banco de España --que seguro las habrá--. No hay que olvidar que el Santander tiene al frente al equipo directivo que ha realizado más adquisiciones en la historia de la banca española. Por ahora, la estrategia del banco líder es impecable como lo demuestra el hecho, no sólo de que genera mayores márgenes y beneficio antes de provisiones, sino que además es de largo el mayor grupo de España por depósitos, con 172.400 millones, seguido de La Caixa con 158.000 millones, BBVA con 122.000 millones, Bankia con 111.500 millones, Sabadell con 85.000 y Popular con 82.000 millones. En créditos, Santander es el tercero, con 199.000 millones, detrás de La Caixa (217.000) y BBVA (210.000). Y en activos, segundo, con 331.000 millones, detrás de La Caixa (344.000 millones) y delante de BBVA (322.000 millones).

Carlos Díaz Güell es editor de 'Tendencias del Dinero', publicación 'on line' económico-financiera de circulación restringida
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad