Aguirre busca a Carmena

Aguirre busca a Carmena

Aguirre busca a Carmena

Empezó la pelea. Se preveía. Pelea de damas. Pero Aguirre ha rebasado la línea. Y ya es la guerra. Y sólo es el principio. Porque Esperanza Aguirre, candidata del PP, busca el cuerpo a cuerpo con Manuela Carmena, candidata de Ahora Madrid. Los consortes dan mucho juego. Y más que van a dar.

La Lideresa ha empezado la semana con ataques frontales. El marido de la candidata Carmena ha sido su diana. El despacho de arquitectura, su flecha. Que no pagó a los trabajadores. "¿Dónde tendría yo que esconderme si esto lo hubiera hecho mi marido?" se pregunta la Lideresa. En ningún sitio, Lideresa.

Pondría pantallas gigantes de TV en todas las esquinas para convencer a los ciudadanos de los contrario. Ya montó Telemadrid para casos similares. No se esconde porque casos mayores de corrupción se han dado rozando su falda. ¿Y no se enteró? ¡Vamos! De acuerdo que la señora Carmona deberá aclarar el asunto de su consorte. Pero aplíquese la norma. Porque usted hizo de Madrid una cloaca.

El cuerpo a cuerpo ha comenzado. Esperanza no sólo la critica, sino que se permite aconsejar que dimita. No hay espejos en esta ciudad. Los pocos que quedaban los rompió Valle Inclán al editar su novela. "Yo voy pisando cristales rotos. ¿Qué rumbo consagramos?" "Déjate llevar". Déjate llevar pueblo de Madrid por la Condesa Consorte hasta cubrir la Castellana de lodo y cieno. Hará de Madrid Río un muladar.

"Siento pena. Ese no es mi estilo. Yo no voy a hacer. Lamento muchísimo que en la campaña empiece a haber descalificaciones personales hasta sugerir presuntas actuaciones de familiares de los candidatos. Yo nunca voy a hacer eso". Es la respuesta de Carmena. Molesta. Muy Molesta por las descalificaciones de Aguirre. Cuerpo a cuerpo o, señora Carmena, la Lideresa se la merienda. Aguirre ya eligió a la contrincante. Carmena es su amenaza. Es su enemiga. A por ella. Por cierto ¿sólo hay candidatas a la alcaldía? ¿Y los hombres? ¿Dónde están los hombres-candidatos? No se les nota. No se les oye. No están.

Este artículo no refleja necesariamente la opinión del consejo editorial o de Economía Digital y sus accionistas.

Eladio del Prado

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad