Agora brega para reducir las crecientes pérdidas

13 de octubre de 2013 (17:59 CET)

Las distintas empresas integrantes del grupo Agora, de logística y transporte, han puesto en marcha una serie de programas de ajuste encaminados a recuperar la senda de los resultados positivos.

Entre otras actuaciones, han comprimido los costes y han cancelado los contratos cuyos márgenes no eran remuneradores o incluso negativos. En el lado de los ingresos, han intensificaron las actividades internacionales, en detrimento de un mercado interior que no acaba de remontar. Agora cuenta con filiales en Alemania, Italia, Polonia y Rumanía.

Así mismo, se articularon dos expedientes de regulación de extinción de contratos y otros dos para modificar las condiciones laborales en sendas subsidiarias del conglomerado.

Agora es el nuevo nombre adoptado por Grupo Tradisa. Pertenece a Cristina Guiral del Pozo, tiene su sede en El Prat de Llobregat y emplea a 470 personas.

En 2012, las cuentas consolidadas arrojaron un fuerte incremento del déficit, que pasó de 1,7 a 2,6 millones. El resultado se vio afectado por gastos no recurrentes. Sin éstos, las pérdidas se habrían limitado a 176.000 euros. La facturación de la casa se mantuvo en torno de los 106 millones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad