Siderúrgicas gallegas de referencia

22 de abril de 2013 (03:34 CET)

Recientemente se ha celebrado en México el VI Congreso de Responsabilidad Social Empresarial en todo el ámbito Iberoamericano, y la Marca Sostenibilidad Siderúrgica ha sido invitada, como buena praxis, para presentar un sistema de gestión que evalúa y certifica el grado de compromisos de aquellas fábricas que obtienen el sello marca sostenibilidad siderúrgica. Y también por llevar a cabo una política en relación a la denominada responsabilidad social empresarial.

De esta manera, las fábricas Megasa Siderúrgica y Celsa Atlantic; la primera perteneciente al grupo Megasa y al que habría que añadir las dos plantas portuguesas del mismo grupo como son SN Maia, Siderurgia y Nacional, S.A. y SN Seixal, Siderurgia Nacional, S.A.; y la segunda al grupo Celsa aunque con actividad en A Laracha, estuvieron presentes por ser referenciadas por la Marca Sostenibilidad Siderúrgica.

Para obtener la marca de sostenibilidad siderúrgica las fábricas deben hacer una apuesta decidida por otra forma de gestionar, bajo la estrategia de la responsabilidad social empresarial. Una estrategia empresarial que, en estos momentos, supone un gesto de convicción hacia una manera de hacer y fabricar; y esencialmente las sitúa en el camino de la excelencia.

¿Qué significa obtener este sello de excelencia? Significa que estas fábricas han de someterse a una serie de auditorías anuales internas y externas, verificadas por un certificador externo y supervisadas por un comité de expertos, que evalúan una serie de parámetros en relación aspectos sociales, económicos y medioambientales.

Se trata de una iniciativa novedosa a nivel internacional, y realizada desde el compromiso y el convencimiento de una nueva estrategia empresarial. Por lo que se puede decir efectivamente que estas fábricas con esta marca han asumido la propuesta de una estrategia de crecimiento sostenible, respondiendo así a un criterio de interés general, compatible con sus estrategias empresariales.

La concesión de la licencia de uso de la marca está sometida al cumplimiento de unos requisitos mínimos obligatorios, entre ellos el tener implantado varios sistemas de gestión: Sistema de Gestión de Calidad (ISO 9001), Sistema de Gestión Medioambiental (ISO 14001) y Sistema de Gestión de la Sostenibilidad Siderúrgica.

Se trata, en definitiva, de una apuesta decidida que pretende cambiar respuestas reactivas por estrategias proactivas, identificando fases y objetivos, incrementando así la confianza y madurez de las empresas para poder alcanzar la excelencia empresarial.

Maria Jose López González es abogada experta en RSE
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad