Vista del hemiciclo durante la sesión de control en el Parlament de Cataluña. EFE/Marta Pérez

¿Qué quieren hacer con este país?

stop

Los españoles deberíamos estar preocupados ante la falta de valentía, criterio y la mediocridad y ambigüedad de los políticos de nuestro país

Benito Iglesias

Vista del hemiciclo durante la sesión de control en el Parlament de Cataluña. EFE/Marta Pérez

A Coruña, 10 de septiembre de 2017 (06:10 CET)

Mejor dicho, ¿a qué abismo político, social y económico pretende arrastrarnos la extrema izquierda radical independentista de este país? No sé lo que va pasar el día 1 de octubre, ni tampoco los acontecimientos que se van desarrollar a partir de ese día. Pero lo que sí me aventuro a decir es que, pase lo que pase, la cosa no pinta nada bien para nadie .Tanto esfuerzo de familias, pensionistas, empleados y empresas en salir a flote en un océano de crisis galopante para que ahora un puñado de iluminados nos intente abrir otra vía de agua con el único propósito de hundir este barco llamado España. ¿O alguien piensa a estas alturas que la factura de este brutal desaguisado histórico no la vamos pagar los 47 millones de almas que aquí vivimos?

Y el problema lo agravan aún más la falta de valentía y criterio propio, la mediocridad y ambigüedad de los actuales políticos que llevan las riendas de los principales partidos naciónales. Ése sí que es un motivo por el cual todos deberíamos estar más que preocupados. Unos que dicen que España no solo es un Estado donde se organizan las distintas naciones, sino también una nación, con lo que tendría la consideración “nación de naciones”,eso es lo que dicen .

Para algunos, España tiene la consideración de nación de naciones

Otros,que en cenas secretas con el Sr. Junqueras, presuntamente pactan apoyos para romper la unidad del Estado a cambio de un poco de poder, aunque sea envenenado y efímero. Los otros ,que amagan y amagan con decir y hacer algo pero que al final tragan con todo lo que le echen siendo (no vaya ser que se le derrumbe su frágil castillo de naipes) cómplices de tanto desatino.

El presidente ni se inmuta

Y, mientras,el de siempre esperando hasta el último suspiro, -fumándose un puro supongo-, porque no se ha atrevido en su momento a dar una respuesta contundente y, como de costumbre, observando como el problema crecía y crecía, y rezando para que descampe él solo. Patético. ¡Vaya cámarote de los hermanos Marx tenemos al frente de nuestra España!

¿Y cómo esta el escenario ahora? Pues totalmente tensiónado, socialmente, políticamente y económicamente con la aprobación el miércoles anterior de la ley de ruptura en el vergonzoso pleno totalitario y dictatorial, celebrado en la cámara autonómica catalana tras pedir JxSí y la CUP un cambio en el orden del día del plenario para incluir el debate y votación de esta norma.

¿Y qué podemos hacer? Pues como simples sufridores que somos, desear que algunos de los de ahí arriba recobren el sentido común y el sentido de estado y nos devuelvan lo antes posible la normalidad y la tranquilidad que creo que todos deseamos. Aunque, siendo realistas, creo que lo único que podemos esperar la actuación del Consejo General del Poder Judicial y el Tribunal Supremo para asegurar los derechos reconocidos en la Constitución y en las leyes. No nos queda otra.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad