Optimismo bursátil con cautelas

Optimismo bursátil con cautelas

Optimismo bursátil con cautelas

El mercado está realizando una parada en su tendencia alcista. Sin embargo, hemos de tener cuidado, parece que el sol ha salido y nos estamos poniendo crema en pleno invierno. Cuidado porque aún tiene que llover, y bastante. Tenemos una economía que está mejorando pero aún necesitamos reformas económicas y sociales duras y en nuestro entorno las cosas van, pero de aquella manera.
 
Francia, con la bajada de rating, y en Alemania, con la recomendación de inversión para que no se pare la economía, son dos referencias que debemos tener en cuenta. Si a esto le sumamos factores como la baja de los tipos de interés, que tiene una parte muy positiva pero también pueden ser un arma contarproducente, la falta de consumo y de financiación a las pymes que genere empleo, todo ello provoca un efecto de ahorro contra el de gasto o inversión y, por ende, una alarma  deflacionista, en un entorno tan heterogéneo como el europeo.
 
De ahí que dentro de nuestra tendencia optimista y alcista de recuperación económica, a medio plazo, y en el escenario bursátil, a pronto plazo, sigamos viendo los 9.500 puntos como zona de compra de valores del Ibex de gran capitalización, con una visión de alcanzar los 11.000 a final de este ejercicio.

Juan Luis Vargas-Zúñiga es director financiero de Banco Etcheverría
Este artículo no refleja necesariamente la opinión del consejo editorial o de Economía Digital y sus accionistas.

Juan Luis Vargas-Zúñiga

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad