Granada, primera etapa del cambio generacional en el PSOE

26 de noviembre de 2013 (21:37 CET)

Acabo de llegar de Granada del congreso del PSOE de Andalucía, celebrado los pasados días 23 y 24 de noviembre y traigo la sensación de que este congreso pasará a la historia como la primera estación de un cambio generacional en el conjunto del socialismo español. Podría ser un punto de inflexión que impulse la renovación del PSOE y una oportunidad para la construcción de una nueva alternativa socialdemócrata para España.

Es evidente, sólo hay que leer adecuadamente los estudios de opinión desde hace tres años, que el PSOE como organización política ha sufrido un importante descrédito derivado, entre otros factores, de algunas decisiones tomadas en plena crisis económica, junto a una ausencia posterior de autocrítica y una clara resistencia al cambio de liderazgo.

La gestión de la crisis por parte del anterior gobierno socialista, sigue suponiendo un importante lastre para la recuperación de la credibilidad del PSOE delante de los ciudadanos. De hecho el PSOE no ha podido capitalizar el descontento ciudadano aunque la crisis económica haya desgastado, y de qué manera, al actual gobierno de Mariano Rajoy.

Es en este contexto donde cobra vital importancia el cambio de liderazgo que se ha producido en dos fases dentro del PSOE de Andalucía, primero en la Presidencia de la Junta de Andalucía y ahora en la Secretaría General. Un cambio generacional pilotado por José António Griñán, que fue capaz de administrar los tiempos y desde una infinita generosidad dar paso a una nueva hornada de dirigentes socialistas con Susana Díaz a la cabeza.

Andalucía es la comunidad autónoma más poblada de España (8,4 millones de habitantes y aproximadamente el 25% del total de la población española), tiene una importancia capital dentro del PSOE (28% militancia del total de España) y resulta determinante para la renovación política del proyecto socialista al ser junto a Asturias las dos únicas comunidades autónomas con Presidencia socialista.

Los mensajes de renovación y cambio escuchados este pasado fin de semana se abrirán paso poco a poco dentro del socialismo español y seguramente tendrán su culminación con la celebración de unas primarias abiertas a la ciudadanía para elegir al candidato o a la candidata a la presidencia del gobierno, pero para eso tendremos que esperar a después de las elecciones europeas de 2014.

Susana Díaz junto a una nueva generación de socialistas andaluces (destacaría entre otros a Elena Ruíz, Pedro Fdez Peñalver, Rosario Andújar, Inés Plaza, Carmelo Gómez, Verónica Pérez, Paco Conejo, Mario Jiménez, etc) tienen en sus manos el impulso definitivo a un nuevo tiempo en el PSOE.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad