Quim Torra: el mal mayor para Cataluña (los problemas que generará)

Carles Puigdemont y Quim Torra vuelven a reunirse en Berlín, como ya hicieron el jueves. /JUNTS PER CATALUNYA

Quim Torra: el mal mayor para Cataluña (los problemas que generará)

Con la elección de Quim Torra, Cataluña vivirá momentos muy complicados. La presión contra todo aquello que no sea independentista será insoportable

Estamos en la recta final. Se esperaba que en breve -el sábado- sabríamos el candidato a la presidencia de la Generalitat, pero los acontecimientos se han adelantado.

Descartados Elsa Artadi y Toni Morral (ni que decir tiene Carles Puigdemont y Jordi Sànchez) finalmente el elegido ha sido Joaquim (Quim) Torra. Llegados a este punto debemos reflexionar y pensar sobre el tema.

Cataluña necesita una persona dialogante y que quiera o desee entenderse con el gobierno central. Es lo que toca. ERC se ha dado cuenta, tarde, de que no hay posibilidad de llevar hacia adelante "el procés".

Parte de la sociedad catalana es reacia. Le ha costado, pero se ha dado cuenta no de su error, sino de la cabezonería y de la imposición que quería materializar. Esto no quiere decir que no lo vuelva a intentar.

A día de hoy hay muchos puentes rotos. La ruptura se inició con Artur Mas. Puigdemont continuó un proceso destructivo y poco favorable para Cataluña. Para salir de este embrollo se necesitaría una persona con unas características muy particulares.

Y ahí está la dificultad. Podemos sacar a relucir el nombre de Santi Vila. Él representa el perfil que tendría lucir el nuevo presidente de la Generalitat. Pero parece ser que no será así.

Puigdemont cree que han llegado muy lejos y que, por tanto, no se puede dar un paso atrás: por eso el elegido es Quim Torra

El perfil que está en mente de Puigdemont es el de una persona que le guste la confrontación. Que se considere ya independiente y viviendo en una república. Que no le haga caso al Estado a priori, pero sin saltarse la ley. Que vaya en contra de todo y que mantenga Cataluña en jaque durante tiempo.

Puigdemont cree que han llegado muy lejos y que, por tanto, no se puede dar un paso atrás; que están a punto de someter España con la ayuda de Europa.

Sólo complicándole, cree, la vida al Estado conseguirán sus objetivos. Por eso el elegido es Quim Torra: personaje siniestro y peligroso. Un "kamikaze" de la política.

El futuro de Cataluña es muy negro: si alguien buscaba una confrontación social, con Quim Torra la tendrá

Desde hace años se está construyendo su futuro personal. Abogado de una empresa que le enseñó donde estaba la puerta, montó una editorial -Acontravent- para poder vivir de las subvenciones.

Luego vino el Ateneu, Òmnium, y todas las asociaciones amarillas de Cataluña. Ha subido o escalado socialmente gracias a su sectarismo. Es más independentista que el más independentista.

Los problemas que llegarán

Con la elección de Quim Torra, Cataluña vivirá momentos muy complicados. La presión contra todo aquello que no sea independentista será insoportable.

El sectarismo se incrementará y se hará muy difícil vivir tranquilamente. Si alguien buscaba una confrontación social, con Quim Torra la tendrá.

El futuro de Cataluña es muy negro. Pues, sin saltarse la ley, estigmatizarán a los que no piensan como ellos. Esperemos que las libertades de aquellos catalanes no independentistas no sean vulneradas y el Estado los proteja.

Este artículo no refleja necesariamente la opinión del consejo editorial o de Economía Digital y sus accionistas.

César Alcalá

Historiador

César Alcalá es historiador, articulista, editor y político. Especializado en las guerras carlistas y la guerra civil española. Es autor, entre otros libros, de Checas de Barcelona. Regidor en activo, está vinculado a la Fundación Aucal como profesor.

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad