¿Y si hubiese tercera vuelta?
  • Síguenos:

¿Y si hubiese tercera vuelta?

Tenía razón Manuel Fraga Iribarne: "Spain is different". No consigo encontrar un caso similar al nuestro, con la repetición de elecciones generales a la que nos han condenado cuando han pasado solo poco más de cuatro meses de los comicios del pasado 20 de diciembre. En seis meses habremos ido a las urnas en un par de ocasiones. Y lo peor es que el próximo 26 de junio se pueden producir unos resultados que nos lleven a la convocatoria de otras elecciones, que serían las terceras en un solo año.

Alguien tan serio, sereno y experimentado como Luis Solana ya nos lo advertía semanas atrás. Porque si el veredicto de las urnas del próximo 26-J no difiere de forma significativa del que se produjo el 20-D, ¿quién nos garantiza que se pondrán de acuerdo aquellos que no lo han hecho en estos últimos cuatro meses?

Con nuestra propia historia más reciente a cuestas, la tan traída y llevada Gran Coalición entre PP y PSOE, con o sin la participación de Ciudadanos, parece de antemano descartada por completo. Tanto porque el PP ha minado cualquier posibilidad de acuerdo en el pasado y en especial durante el mandato presidencial de Mariano Rajoy, como porque para el PSOE sería un suicidio político, un paso previo a convertirse en algo semejante a lo que en Grecia es ahora el otrora tan poderoso PASOK, dejando así todo el campo de la izquierda para Podemos, con o sin alianza con IU.

Si no se produce un vuelco espectacular en los resultados –algo que no parece probable, al menos por ahora-, el único acuerdo realmente posible volverá a ser un pacto transversal que garantice de verdad la estabilidad y la gobernanza de España.

Y este acuerdo transversal, si no se configura una mayoría clara de centro-derecha basada en la suma de PP y Ciudadanos, pasará de nuevo por una alianza que tenga su base en el centro-izquierda del PSOE pero que cuente también con los apoyos tanto de la izquierda radical representada por Podemos, todas sus confluencias e IU, como del centro-derecha liberal representado por Ciudadanos. Sin descartar otros apoyos posibles de fuerzas nacionalistas y regionalistas como el PNV, ERC, CDC, CC, NC...

Si unos y otros no se ponen ya desde ahora mismo a dialogar, negociar, transaccionar y comenzar a pactar, tendremos que reconocer que, efectivamente, Spain is different. Porque unas terceras elecciones en menos de un año nos convertirían en el hazmerreír mundial.

Este artículo no refleja necesariamente la opinión del consejo editorial o de Economía Digital y sus accionistas.

Jordi García-Soler

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad